POLÍTICAMENTE INCORRECTO

Mi Poeta sugerido: »Jorge Carrol

MI POEMA… de medio pelo Lee otros poemas de HUMOR

 

En política, incorrecto,
me niego a la sinrazón
pues que mi guía y razón
ya se nota por mi aspecto.
Molestan a mi intelecto
los panfletos y soflamas,
los que recurren a llamas
de ese cielo tan infecto.

De aquellos que en alcanfor
van guardando sus ancestros
presumiendo con sus gestos
de su historia y de su honor.
De los que pegan mil gritos
por un animal lejano
y les importa tres pitos
si ese animal es humano.

De los que piden mi aplauso
para que ellos hagan caja,
si no accedo, a la mortaja
me meten pues mal les causo.
Veto de causas sociales
a quien reparte migajas
marcando así las barajas,
y a proteger sus caudales.

De la vida yo agradezco
lo que la vida me ha dado,
sin dudarlo he disfrutando
pensando no lo merezco.
Sin mear fuera del tiesto
cualquier cosa que se diga
yo aquí quiero se perciba
lo mucho que al mal detesto.
©donaciano bueno

Huyo de los políticamente correctos, y tú? Clic para tuitear
MI POETA SUGERIDO: Jorge Carrol

Jorge Carrol

Tango flor

Una vez más no estás.
Una vez más tu abandono me llega por el Atlántico, entre islas pobladas de espanto, donde el sol cabalga desnudo por las piernas sublimes de la mar.
Una vez más tu ausencia me crece hasta ahogarme.
¿Qué poro de España haces flor?
¿Dónde nos encontraremos azules e infinitos?
Sos una vez más, como aquellos tangos rantifusos de la adolescencia, donde las minas diqueras bancaban el abandono en silencio.
Sos una vez más y como siempre, una ilusión y mi fracaso.

Mi Buenos Aires querido

Por el aire de los ojos me crecen las calles.
Por la congoja de las esquinas nadan mis sueños.
Voy, mi Buenos Aires querido, a putearte desde lejos.
Voy a ocultarte mi berretín por vos.
Voy a cerrar los ojos y verte más linda que nunca.
Me cago en Dios…
y en la calle Corrientes.

ESTELAS

“¡Oh, Edificador! ¡Oh Manifestador!
¡Míranos y óyenos!
¡No nos pierdas ni nos abandones!
¡Tú, el que ve en la sombra, en el cielo y en la tierra,
danos la señal de tu palabra, cuando se van el sol y el día,
cuando anochezca y amanezca!
Danos también el camino azul,
el mismo del que nacimos y nos diste;
que estemos tranquilos y en paz
con nuestros descendientes,
con los buenos y purificados de nuestra raza,
con los nacidos en la existencia que nos has dado.
¡Tú, Huracán, Tepen Gucumatz, Izpicayac e Ixmuncané,
abuela del día, muéstrate y amanece!”
Popol Vuj
Si Nadie creó lo que hay
que al menor sirvan las palabras
Mario Trejo
Cómo deseo que llegue el día
cuando en este país
todos anduvieran armados
de un libro
Humberto Ak’abal
1
Los Hombres de Maíz
nadan en sus memorias
y Guatemala se da
en nostalgias doradas.
2
Soy Ehécatl.
El traductor.
Dador de celajes.
Viento del viento.
3
Los ojos de la tierra
perfuman mis dedos pasajeros.
4
Oh milpas de La Soledad,
las Puertas del Abandono
están abiertas para La Huida.
5
Gran Jaguar del Porvenir corre,
corre hasta donde la última ceiba
juega con el horizonte.

Corre. Corre. Gran Jaguar.
Corre y no te detengas nunca.
6
Oh Miquiztli.
¡Oh Muerte de muertes!
Soy
Sed y Aguador.
7
Soy el que no fui.
El que partió del Pampero.
El que renace
en la palabra del trueno.
Guerrero del Arco Iris.
8
Abro el paso lánguido del asombro.
Comalapa es un volcán de colores inocentes
decapitados por la pobreza
que imponen Los Conquistadores.
9
Agua que estás donde estoy.
Atl que camina desenredando el sueño.
Tus pasos nadan el asombro de la lluvias de la mañana.
10
Sueño Miquiztli
mar donde el maíz sonríe
en las mesas de todos los días.

Ensueño Atl
que navego náufrago verde
como chicozapote en El Petén.
11
Digo vientos.
Araño celajes.
Silbo lunas menores e intrascendentes.

Ayúdame Gran Jaguar.
Dame la lluvia y la palabra mañana.

Soy lo que no es.
Ultima mirada del condenado.
12
Me asalta la alegría.
El Premio Nobel de La Paz es para Rigoberta Menchú.
13
Digo aquellas miradas
que hacen estallar las esperanzas.
En algún lugar de Petexbatún
a la sombra de un palo de hormigo
el Rey Cacao I calla sus sueños
en los saltos sin frontera de un mono araña.
14
Una saxtanquiqui inaugura horizontes
de ceiba en ceiba
para que la Madre Selva
inscriba pacientemente las ausencias
que Vacub K’anti castiga
desde el glifo del Siete Serpientes.
15
Sayaxché encierra el enigma.
El Sol de otra Tierra Arrasada.
16
La Madre Tierra devuelve los cadáveres
de sus hijos salvajemente asesinados.

Aún después de tantos años y tantas lágrimas,
Xecotcovach no les vació los ojos,
ni Camalozt vino a cortarles la cabeza,
ni Cotzbalam les devoró las carnes.

La Madre Tierra atormentada
levanta sus ceibas al cielo de los silencios.

Ocultos Tepeu, Gucumatz,
Los Progenitores,
danzan verdes y azules
condenando a Los Forjadores de tantas ausencias.
17
El Señor Sol extiende sus milpas
y al levantarse dice:
Buenos días, ¿cómo amaneció Ud.?

Rodeadas de claridad
las palabras juegan
con los bejucos de La Ausencia
y nada vuelve y es otra cosa.
18
Oh dioses sin dios
¿dónde los árboles sagrados sangran
el centro del universo prometido?
19
Quiahuitl.
Lluvia que llevas mi sombra
mis dudas mis pasos
mi nada mi asombro mi desesperación
mis miedos infinitos ilimitados.

Gran Iguana de las mañanas.
Monstruo Imix.
Dame tus dragones barbados
y deja que al pie de los volcanes dulces
el Dragón Bicéfalo nos guíe por el cielo inconquistado.
20
Sos la flor que me nace en La Ausencia.
Xóchtil Guatemala.
21
Sos sak ahaw kan por la mañana
y por la tarde, ek’ ahaw kan,
cuatro veces hermana de la cuadrada serpiente de cascabel
que juega cuatro veces con la luna
cuando sos chak ahaw kan y cuidas mis cuatro sueños
cuando sos k’an ahaw kan.
22
Ik de ik bríndame tus grandes diosas de 20 días.
Soy El Sur: Cimi. Oc. Ix. Etznab.
23
Soy Pedernal.
Tzolkin.
Ceiba amarilla.
Camote.
Frijol.
Pucté.
Ah Musenkab.
Dios-abeja.

Soy La Tristeza
de los que están solos.
Un pedazo de pan añejo
comido como desayuno.
Una caricia de tinieblas.
24
El cuerpo desenterrado
asesinado mutilado no es el de rey Pacal.
No está en la cripta
del Templo de las Inscripciones de Palenque.
No figura en ningún otro códice
que en el de las represiones de Ríos Mont.
No hay necesidad de rastrear siglos en él
aunque de alguna manera también descienda
de Hunahpú e Ixbalanqué.

Su soledad es nuestra soledad.
Su muerte es nuestra muerte.
25
Uno.
Dos.
Febrero.
Uno y dos: tres.
Tres y uno: trece.
Tres más tres más tres: nueve.
Uno y nueve y tres y tres:
mil novecientos treinta y tres.

Trece de febrero de mil novecientos treinta y tres.
Acuario.
Buenos Aires.
El Sur.
El Infinito.
La Ausencia.

El dolor de la vida.
Mi vida.
Y mi madre inédita Ixquic.

Lo demás, es lo de menos:
sesenta y tres años vividos a toda nostalgia.
Aquí y allá.

Mares transitados por olvidos
y poblados de estrellas mudas
que pusieron también sus ojos
en la séptima capa del cielo,
sobre las espaldas de Itsam Kab Aín.
26
Guatemala. Guatemala.
Reino de las Eternas Ausencias
e infaltables tiranías.
Tox de Kinich Ahau.
Inframundo del mundo.
Mirador y espejo.
Chaak de injusticias.
Milpa de sueños.
Lugar de los Nueve Dioses.

Guatemala.
Diosa de la Luna.
Diosa de los Sacrificios.
Diosa del Viento y de La Lluvia.
Diosa del Sol.
Diosa del Interior de La Tierra.
Diosa de las Lluvias y las Tormentas.
Diosa Jaguar del Inframundo.
Diosa del Maíz.
Diosa Serpiente.
Diosa de La Muerte.
Diosa de La Tierra y las Montañas.
Diosa de la Serpiente Acuática.
Diosa de La Luna
Diosa del Viento.
Diosa del Final del Año.
Diosa del Talador de Arboles
Diosa de La Abundancia.
Diosa Serpiente Celeste.

Guatemala.
Sol de noche.
Nostalgia y paradigma.
Dolor prestado y presente.
Sangre de las sangres.
Patojo cara sucia.
27
Domingo.
Por la mañana, El Silencio.
Ausencias que galopan
las pampas de mis morriñas
y en el azul de los volcanes
me nacen nuevos ojos
para construir el homenaje
la estatua la estatura
de innacidos soles.

Domingo.
Un tango de Piazzolla florece.
El Cartero me trae otros silencios,
ausencias en las que no estoy,
calles que no camino,
esquinas que me duelen hasta en los buzones.
28
Silbo y bajo
del Metro Bilbao.
San Inazio me crece
como un gol en San Mames
y en Deusto la Avenida de Madariaga
me abre sus vinos.

Subo y bebo
en la Rúa dos Plateiros
y Betanzos de los Caballeros
me crece
a 43º, 17’ y 16” de latitud oeste
del meridiano de Madrizzz
donde una Ausencia Rubia estalla.

Tzacol regresa y me regresa.
Soy un cazador tacuazín
engendrado en una memoria porteña
de Alom Galega.
Soy formador de nostalgias.
U Qux Cho
cuando vuelo con pies de agua
y Ah Raxá Lac
cuando naufrago en una jícara verde.

Te sugiero seguir leyendo...
Princesas de quirófanos, princesas,que váis incursionando en vuestros cuerposclavando o remendando con ungüentostratando de engañar,…

Busca poemas entre más de 3000 poetas sugeridos

X
Scroll Up