MI MAESTRO: 
JOSÉ ÁNGEL BUESA

Te digo adiós, y acaso te quiero todavía.

Quizá no he de olvidarte, pero te digo adiós.
No sé si me quisiste... No sé si te quería...
O tal vez nos quisimos demasiado los dos.

Lee y disfruta de sus poemas...

MI MAESTRO:
BLAS DE OTERO

Aquí tenéis, en canto y alma, al hombre
aquel que amó, vivió, murió por dentro
y un buen día bajó a la calle: entonces
comprendió: y rompió todos su versos.

Lee y disfruta de sus poemas...

MI MAESTRO:
RAFAEL ALBERTI

Se equivocó la paloma,
se equivocaba.
Por ir al norte fue al sur,
creyó que el trigo era el agua.
Creyó que el mar era el cielo...

Lee y disfruta de sus poemas...

MI MAESTRO:
ANTONIO MACHADO

Yo voy soñando caminos
de la tarde. ¡Las colinas
doradas, los verdes pinos,
las polvorientas encinas!...
¿Adónde el camino irá?
Yo voy cantando, viajero...

Lee y disfruta de sus poemas...

MI MAESTRO:
FÉLIX MARÍA DE SAMANIEGO

Apacentando un Joven su ganado,
gritó desde la cima de un collado:
¡Favor!, que viene el lobo, labradores.
Éstos, abandonando sus labores,
acuden prontamente,
y hallan que es una chanza solamente.

Lee y disfruta de sus poemas... v

FEDERICO GARCÍA LORCA

Granada, calle de Elvira,
donde viven las manolas,
las que se van a la Alhambra,
las tres y las cuatro solas.

Lee y disfruta de sus poemas...

GABRIEL CELAYA

A veces me figuro que estoy enamorado,
y es dulce, y es extraño,
aunque, visto por fuera, es estúpido, absurdo.
Las canciones de moda me parecen bonitas,
y me siento tan solo
que por las noches bebo más que de costumbre.

Lee y disfruta de sus poemas...

MIGUEL ÁNGEL ASTURIAS

Recuerdo que en los días rosados de mi infancia,
la abuela…(¿de quién son los abuelos?, ¿de los niños?),
solía por las noches, cuando la tibia instancia
parecía una caja de dulces de la luna,
contar historias viejas. Hoy ya no sé ninguna.

Lee y disfruta de sus poemas...

LUIS DE GÓNGORA

Mientras por competir con tu cabello
Oro bruñido al sol relumbra en vano,
Mientras con menosprecio en medio el llano
Mira tu blanca frente al lilio bello;

Lee y disfruta de sus poemas...

GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ

Este amor que ha venido de repente
y sabe la razón de la hermosura.
Este amor, amorosa vestidura,
ceñida al corazón exactamente.

Lee y disfruta de sus poemas...

TIRSO DE MOLINA

Que el clavel y la rosa,
¿cuál era más hermosa?
El clavel, lindo en color,
y la rosa todo amor;

Lee y disfruta de sus poemas...

MIS MAESTROS-POETAS

MARQUÉS DE SANTILLANA

Recuérdate de mi vida,
pues que viste
mi partir e despedida
ser tan triste.
la respuesta non devida
que me diste;

Lee y disfruta de sus poemas...

MIS MAESTROS-POETAS

NICOLÁS FERNÁNDEZ DE MORATÍN

Amor, tú que me diste los osados
intentos y la mano dirigiste
y en el cándido seno la pusiste
de Dorisa, en parajes no tocados;

Lee y disfruta de sus poemas...

LUIS ROSALES

Abril, porque siento, creo,
pon calma en los ojos míos,
¿los montes, mares y ríos,
qué son sino devaneo?

Lee y disfruta de sus poemas...

ROSALÍA DE CASTRO

¡Con qué pura y serena transparencia
brilla esta noche la luna!
A imagen de la cándida inocencia,
no tiene mancha ninguna.

Lee y disfruta de sus poemas...

JOSÉ ZORRILLA

¡Ay del triste que consume
su existencia en esperar!
¡Ay del triste que presume
que el duelo con que él se abrume
al ausente ha de pesar!

Lee y disfruta de sus poemas...

JUANA DE IBARBOUROU

A ártico cielo y soles de Brasiles
bajo palio de heridos corazones,
a ociosa espuma y a fluviales sones
anda el Sagrado Corazón en lides.

Lee y disfruta de sus poemas...

MIS MAESTROS-POETAS

VICENTE ALEIXANDRE

¿Qué firme arquitectura se levanta
del paisaje, si urgente de belleza,
ordenada, y penetra en la certeza
del aire, sin furor y la suplanta?

Lee y disfruta de sus poemas...

MIS MAESTROS-POETAS

JAIME GIL DE BIEDMA

Que la vida iba en serio
uno lo empieza a comprender más tarde
-como todos los jóvenes, yo vine
a llevarme la vida por delante.

Lee y disfruta de sus poemas...

MIS MAESTROS-POETAS

LEÓN FELIPE

Por la manchega llanura
se vuelve a ver la figura
de Don Quijote pasar.
Y ahora ociosa y abollada va en el rucio la armadura,...

Lee y disfruta de sus poemas...

MIS MAESTROS-POETAS

JULIA DE BURGOS

Yo vengo de la tierna mitad de tu destino;
del sendero amputado al rumbo de tu estrella;
el último destello del resplandor andino,
que se extravió en la sombra, perdido de tu huella.

Lee y disfruta de sus poemas...

CONCEPCIÓN ARENAL

Había en un lugarón
Dos hombres de mucha edad,
Uno de gran sobriedad
Y el otro gran comilón.
La mejor salud del mundo
Gozaba siempre el primero....

Lee y disfruta de sus poemas...

MIS MAESTROS-POETAS

JAIME SABINES

A caballo, Tarumba,
hay que montar a caballo
para recorrer este país,
para conocer a tu mujer,
para desear a la que deseas,
para abrir el hoyo de tu muerte,

Lee y disfruta de sus poemas...

MIS MAESTROS-POETAS

MARIO BENEDETTI

No lo creo todavía
estás llegando a mi lado
y la noche es un puñado
de estrellas y de alegría
palpo gusto escucho y veo
tu rostro tu paso largo

Lee y disfruta de sus poemas...

MIS MAESTROS-POETAS

NICOLÁS GUILLÉN

¿Cuándo fue?
No lo sé.
Agua del recuerdo
voy a navegar.
Pasó una mulata de oro,
y yo la miré al pasar:,....

Lee y disfruta de sus poemas...

MIS MAESTROS-POETAS

OCTAVIO PAZ

El mar, el mar y tú, plural espejo, 
el mar de torso perezoso y lento 
nadando por el mar, del mar sediento: 
el mar que muere y nace en un reflejo. 

Lee y disfruta de sus poemas...

MIS MAESTROS-POETAS

MANUEL ALCÁNTARA

El mar, el mar y tú, plural espejo, 
el mar de torso perezoso y lento 
nadando por el mar, del mar sediento: 
el mar que muere y nace en un reflejo. 

Lee y disfruta de sus poemas...

MIS MAESTROS-POETAS

JOSÉ BERGAMIN

AGUA sólo es el mar; agua es el río,
Agua el torrente, y agua el arroyuelo.
Pero la voz que en ellos habla y canta
No es del agua, es del viento.

Lee y disfruta de sus poemas...

MANUEL GUTIERREZ NÁJERA

Los pájaros que en sus nidos
mueren, ¿a dónde van?
¿Y en que lugar escondidos
están, muertos o dormidos,
los besos que no se dan?

Lee y disfruta de sus poemas...

DÁMASO ALONSO

Tú le diste esa ardiente simetría
de los labios, con brasa de tu hondura,
y en dos enormes cauces de negrura,
simas de infinitud, luz de tu día;

Lee y disfruta de sus poemas...

GABRIEL Y GALÁN

Cuando pasa el Nazareno
de la túnica morada,
con la frente ensangrentada,
la mirada del Dios bueno
y la soga al cuello echada,

Lee y disfruta de sus poemas...

LOPE DE VEGA

Un soneto me manda hacer Violante
que en mi vida me he visto en tanto aprieto;
catorce versos dicen que es soneto;
burla burlando van los tres delante.

Lee y disfruta de sus poemas...

AMADO NERVO

¿Quién es esa sirena de la voz tan doliente,
de las carnes tan blancas, de la trenza tan bruna?
-Es un rayo de luna que se baña en la fuente,
es un rayo de luna...

Lee y disfruta de sus poemas...

GLORIA FUENTES

El burro nunca dejará de ser burro.
Porque el burro nunca va a la escuela.
El burro nunca llegará a ser caballo.
El burro nunca ganará carreras.

Lee y disfruta de sus poemas...

JORGE LUIS BORGES

En su grave rincón, los jugadores
rigen las lentas piezas. El tablero
los demora hasta el alba en su severo
ámbito en que se odian dos colores.

Lee y disfruta de sus poemas...

LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN

¿Qué acecho de dolor el alma vino
a herir? ¿Qué funeral adorno es éste?
¿Qué hay en el orbe que a tus luces cueste
el llanto que las turba cristalino?

Lee y disfruta de sus poemas...

MIS MAESTROS-POETAS

LUIS CERNUDA

Ventana huérfana con cabellos habituales,
Gritos del viento,
Atroz paisaje entre cristal de roca,
Prostituyendo los espejos vivos,
Flores clamando a gritos
Su inocencia anterior a obesidades.

Lee y disfruta de sus poemas...

MIS MAESTROS-POETAS

FRAY LUIS DE LEÓN

Aquí la envidia y mentira
me tuvieron encerrado.
Dichoso el humilde estado
del sabio que se retira
de aqueste mundo malvado,

Lee y disfruta de sus poemas...

MIS MAESTROS-POETAS

RUBÉN DARÍO

Juventud, divino tesoro,
¡ya te vas para no volver!
Cuando quiero llorar, no lloro...
y a veces lloro sin querer...

Lee y disfruta de sus poemas...

MIGUEL HERNÁNDEZ

Andaluces de Jaén,
aceituneros altivos,
decidme en el alma, ¿quién,
quién levantó los olivos?
No los levantó la nada,
ni el dinero, ni el señor...

Lee y disfruta de sus poemas...

ALFONSINA STORNI

Quisiera esta tarde divina de octubre
pasear por la orilla lejana del mar;
que la arena de oro, y las aguas verdes,
y los cielos puros me vieran pasar.

Lee y disfruta de sus poemas...

JUAN RAMÓN JIMÉNEZ

Esparce octubre, al blando movimiento
el sur, las hojas áureas y las rojas,
en la caída clara de sus hojas,
e lleva al infinito el pensamiento.

Lee y disfruta de sus poemas...

MIS MAESTROS-POETAS

SANTA TERESA DE ÁVILA

Cerrar podrá mis ojos la postrera
Sombra que me llevare el blanco día,
Y podrá desatar esta alma mía
Hora, a su afán ansioso lisonjera;

Lee y disfruta de sus poemas...

SAN JUAN DE LA CRUZ

En una noche oscura
con ansias, en amores inflamada,
¡oh dichosa ventura!
salí sin ser notada,
estando ya mi casa sosegada.

Lee y disfruta de sus poemas...

MIS MAESTROS

MANUEL MACHADO

Yo, poeta decadente,
español del siglo veinte,
que los toros he elogiado,
y cantado
las golfas y el aguardiente...,
y la noche de Madrid,...

Lee y disfruta de sus poemas...

PEDRO SALINAS

A esa, a la que yo quiero,
no es a la que se da rindiéndose,
a la que se entrega cayendo,
de fatiga, de peso muerto,
como el agua por ley de lluvia.

Lee y disfruta de sus poemas...

JORGE MANRIQUE

Recuerde el alma dormida,
avive el seso y despierte,
contemplando
cómo se passa la vida,
cómo se viene la muerte
tan callando;

Lee y disfruta de sus poemas...

RAMÓN DE CAMPOAMOR

En este mundo traidor
Nada es verdad ni mentira:
Todo es según el color
Del cristal con que se mira. 

Lee y disfruta de sus poemas...

SALVADOR DÍAZ MIRÓN

En buen esquife tu afán madruga,
el firmamento luce arrebol;
grata la linfa no tiene arruga;
la blanca vela roba en su fuga
visos dorados al nuevo sol.

Lee y disfruta de sus poemas...

NICOMEDES SANTA CRUZ

Cómo has cambiado, pelona,
cisco de carbonería.
Te has vuelto una negra mona
con tanta huachafería.
Te cambiaste las chancletas
por zapatos taco aguja,...

Lee y disfruta de sus poemas...

FRANCISCO DE QUEVEDO

Cerrar podrá mis ojos la postrera
Sombra que me llevare el blanco día,
Y podrá desatar esta alma mía
Hora, a su afán ansioso lisonjera;

Lee y disfruta de sus poemas...

FRANCISCO ALDANA

Clara fuente de luz, nuevo y hermoso,
rico de luminarias, patrio Cielo,
casa de la verdad sin sombra o velo,
de inteligencias ledo, almo reposo:
¡oh cómo allá te estás, cuerpo glorioso,

Lee y disfruta de sus poemas...

GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER

Volverán las oscuras golondrinas
De tu balcón sus nidos a colgar
Y otra vez con el ala a sus cristales
Jugando llamarán.

Lee y disfruta de sus poemas...

GUTIERRE DE CETINA

Excelso monte do el romano estrago
eterna mostrará vuestra memoria;
soberbios edificios do la gloria
aún resplandece de la gran Cartago;...

Lee y disfruta de sus poemas...

LUIS DE GÓNGORA

Mientras por competir con tu cabello
Oro bruñido al sol relumbra en vano,
Mientras con menosprecio en medio el llano
Mira tu blanca frente al lilio bello;

Lee y disfruta de sus poemas...

GARCILASO DE LA VEGA

Cuando me paro a contemplar mi estado

y a ver los pasos por do m’han traído,
hallo, según por do anduve perdido,
que a mayor mal pudiera haber llegado;

Lee y disfruta de sus poemas...

ALGUNA VEZ, SEGURO… [Mi poema]
Julián Axat [Mi poeta sugerido]

Inicio » Poetas sugeridos » ALGUNA VEZ, SEGURO…

¡Gracias por leer esta publicación, ¿deseas comentar?  haz click en el botón de la izquierda!

MI POEMA …de medio pelo

 

Hay veces que me angustia una certeza
acerca de mi estancia y del futuro,
hay veces, reconozco que es muy duro,
que acecha ese presagio a mi cabeza
lo veo todo oscuro.

Hay veces que en el ánimo tropieza.
¿Saldrá mañana el sol? No estoy seguro.
Si el fruto de la rama está maduro
al fin ha de caer. Es mi certeza.
Mas sigo y no me apuro.

¿A qué pensar acerca del destino?
¿De qué sirve volar? Intento vano.
¿Pensar, sufrir, dudar?, eso es humano.
Andar es lo más sabio. Que el camino
no es digno de un gusano.

¿Quién pone aquí la ley? ¿quién las distancias?
Yo solo soy del hombre un monigote
que vino sin saberlo, de rebote
y habrá de retornar sin sus ganancias,
que anduvo haciendo el zote.
©donaciano bueno

Dime si acaso tú también te sientes un #monigote...? Share on X

MI POETA SUGERIDO:  Julián Axat

LOS POETAS TUERTOS DE CHILE

¿Y si los poetas de Chile hubieran quedado tuertos para siempre?
fusilados sus ojos en una pared del olvido por
los carabineros que de nuevo trae la muerte
& dejan un Neruda amputado
sin mirada desde el sarcófago
meditando en las vaciadas calotas de todos los poetas de Chile
con antifaz de piratas encendidos
& sus versos arruinados con postas de goma
un Huidobro embravecido en la barricada con una venda sangrante
un Teiller encapuchado arrojando pétalos de sangre
los Parra como cíclopes de los nervios ópticos
desarmando la lógica de la pirámide social injusta
todo tan antipoético
como el fantasma de Bolaño preso en otra comisaría

¿Y si los poetas de Chile hubieran quedado tuertos?
sus calaveras sostenidas como Hamlets al viento
& todos los ojos apiñados en un plato
por la saña de su presidente Piñera
para comida de las aves negras de la peste /de la Historia

ENCUENTRO DE EGRESADOS

Veinticinco años
Encuentro de egresados

El exitoso
El miserable

Al que la vida le sonrió en la cara
Al que la vida se le rió en la cara
Al que la vida le salió muy cara

El que se ha reído de la vida
El que recibió risas en la vida
y al que la vida se le rió

El que exhibe sus pequeños logros
y esconde sus grande fracasos

El que muestra
El que oculta
El que no tiene nada que ocultar
El que no tiene nada que mostrar

Los que hace veinticinco años
tenían toda la vida por delante
Los que hoy tienen toda la vida por detrás

Aquel de quien se esperaba todo
y aquel de quien ya no se espera nada

Los que desde la nada exhiben sus logros
Lo que no logran exhibir ya nada

El que fue
El que se quedó
El que ya no está
El que es como si no estuviera

Los que llegaron
Los que están de viaje
Los que no llegaron nunca
Los que quedaron en el olvido
Los que ni siquiera pudieron partir
Los que no saben adónde ir
Los que no tendrían que haber ido

Encuentro de egresados
Veinticinco años.

LOS ALIENÍGENAS EN EL PATIO DE SU TRASERO

en el horizonte
en el aire
en la noche
el próximo domingo
se vienen
Los Alienígenas

en las alcantarillas
en el subsuelo de la Patria
en los próximos nacimientos
se vienen o ya irrumpen
Los Alienígenas

en la tierra y no en el espacio
con el Sol entre las manos
de los márgenes y vértices
llegan con sus escafandras al viento
Los Alienígenas

por de pronto vienen
más que nunca
con manuscritos de luces
los ovnis de oro
para salvarnos
el próximo domingo
en el patio de su trasero
son/ y serán
Los Alienígenas.

Gui Rosey

Pienso en Gui Rosey
y evoco a los nuestros que también se los tragó la tierra
o la tierra que les tiraron encima/
sin saber si habían muerto
a los contratados para encontrar su tumba
pienso en Bolaño que también buscó a Gui Rosey
y nosotros lo copiamos para buscar las tumbas de los
nuestros
Marsella siempre la misma
inmigra o emigra la hormiga argonauta que lleve su
nombre
el dato preciso para dar con cadáver/cuerpo bellosinio
cometa atrapado para siempre/en las fauces de una ostra
traficantes de diamantes encienden flores
Rimbaud también desaparece en Marsella/con la
garganta seca/podrida
el murallón de su rostro/el poeta surrealista de 1941
puerta asimétrica abriendo dimensiones opuestas
cuántos vinieron tras el misterio
cuántos se perdieron/y nada…
sólo un nombre en los anales de la poesía
ni una pista en la ciudad que lo lleve
al sitio del derrumbe/de la perdida
el puerto estalla de noche sin viento
hace más de 50 años el mismo ojo rasante
el que se escapa de tanta tristeza
Marsella es menos real ahora que antes
se pregunta la plegamar que se lo haya tragado
la nube o habitación vacía que consume flores
amigos/monstruos/cielo de palabras rastros
observa los mismos astros que él observó en el puerto
aspirar en éxtasis el sepia del agua
cuál es la gota que pudo rozarlo/te prohíbo salir le dijo
puedo verlos partir al amanecer
a babor armaban cadáveres exquisitos
para importar al norte estribor
de eso vivirían por unos años
el barco y ellos en el horizonte
festejaban la resistencia inconclusa
aquello/que debería ser hecho por todos
y todavía esperamos

te preguntaste
por la malla delgada
perceptible de a ratos
que envuelve las cosas
evisceraciones
de un aire irrespirable
vino el día
nos arrojamos al mundo
salimos
antes
que la noche de invierno petrifique las hojas
creímos (creemos)
sólo otro igual podía (puede) matarnos
mariposas en la estrella que se iba apagando…

ayer pensaba en el fósforo que dejaste
sobre la mesada de la cocina
la fuerza que un objeto hace
para penetrar en el mundo
para sostenerse sin caer dentro de sí mismo
y uno está ahí para juntarlas
y chocárselas de improviso
esa imagen lo único que me importaba
el fósforo apoyado sobre la mesada
un resto extraño y apagado de tu presencia
que es a la vez todo el mundo
mi mundo
el tuyo
lo nuestro
se prende y se apaga
como el fósforo/la luz…

hoy estuve todo el día
dando vueltas sobre lo mismo
qué distancia separa
la violencia política
de la violencia poética
me fui encontrando
gente
con la misma obsesión que yo
sea por desgracia o aventuras
tiraban sus ojos a rodar por el suelo
y embadurnados de costra
los querían lavar
para intentar ver todo de nuevo
encendían el fósforo
e iban mirando como se apagaba sólo
hasta quemarse las yemas
para luego dejarlo al olvido

y entonces salíamos a recorrer el mundo
en búsqueda de lo mismo
un fuego
una lepra
ya no la revolución
cómo llamar a esta secta
de versos torturados
reescritores de rastra afilada
juntando la rémington
sobre la mesa de disección
un paraguas y la piel del tabicado
¿se puede picanear un poema?
conjeturo qué sí
conozco a varios poetas torturadores
tan letrados que son
tan autoridad
y pesados- de la vieja guardia
los poetas torturadores te meten corriente
en las pelotas y las tetillas del verso que justo
tenías en la punta de la lengua
y violan tus pasiones hasta sacarte lo mejor
(ni épica te queda)
par-a-ta-xis
y sale eso que no podías decir porque te dolía
porque vos la poesía la hacías con risa
pero ellos todavía creen en el suplicio creativo
y dale con la maquinita inspiradora que chupa y chupa

pienso en las últimas palabras
de los poetas humildes/ miserables/ menores
desterrados/deambulantes/caídos o vivos
conspiran una voz que desconozco
están hablando de nosotros
bien bajito
ojos blancos ácidos
los ojos luces
los ojos sucios que/reptan
por el piso de la noche
aire ya sin mallas

entonces sonrío
nos reímos todos
el arpegio
la comisura
y ellos pensando
que la revuelta puede ser algo simple
o acaso caber en nuestra sonrisa
ellos
en nuestra sonrisa
¡qué joda!
que nostálgico el chico…

no hay punto de madurez
en el que las civilizaciones envejecidas
las extremas generaciones
militaricen los rayos
los vacíen de luz
hagan del verso una piedra

o acaso los poetas
no fosilizan sus versos
cuando ya no tienen nada que decir

soles oblicuos
agonizantes
negros
decadencia de los muertos-cuerpos
¿heraldos?
sin hacerlos desaparecer
cuando hablo a las divinidades anónimas
que parasitan la tierra
rueda dentada de la sombra en el estuche de la noche
te llamo por todos los nombres del mundo
granjero de la naturaleza/poeta/vivo/luz
que escudriña el cielo sobre las tumbas
señales del espanto
es acaso la estación
donde se detienen
las apariciones de la vida

“… ojala electrifiques la energía de
tu tormenta interior”
Mario Santiago Papasquiaro

cuál es el punto
en el que la intensidad de luz
se cotiza en sangre
¿derramada?
¿negociada?
y
la tormenta interior del poeta
se convierte
en
apagón estrepitoso
de electricidad
en el que la noche y sus reinos
esperan el momento de tragar
y de pronto
como quien pierde esperanzas
se enciende una lámpara
de la nada misma
la biblioteca como dragón
el sol invisible movimiento de la lámpara
en la noche de una boca
se acercan otras
tan afiebradas o más bellas
Alejandría de sus gruesos labios
se desdoran/se abjuran
todos los menores aún vivos
abrazados entre sí
por extraña telepatía de aquellas hogueras

fatuos fuegos remontan la superficie
Hofmannsthal: “¿en qué otro sitio esconder la
profundidad sino en la superficie?”
nadie la ve
y estaba allí hace años
el cuerpo latía allí
no hace falta desenterrarlo
estaba en una boca

si no podemos decir “nosotros”
nuestra debilidad es
el vacío de ojos
flores muertas
sin chispa de ángel
o sus pétalos en tachos de basura
o más bien:
…poesía: aún estamos con vida
& tú me prendes con tus fósforos
mi cigarro barato

¿Qué hace un Hijo?
filma su rostro o lo pinta
se saca una foto y la pone junto a sus padres
se queda con la insignificancia de un poema
formas de regresar al instante
que relumbra de peligro

yo conozco
un hijo que/
encontró un poema
de su padre y
se lo fumó en
una noche
de angustia

la duda
antes/el terror
ahora/cortarme las venas
la distancia del agujero
decadencia
vacío de luz que no vuelve
o simula un regreso a tientas
cuando la voz de ellos
en nuestra garganta
¿toma la palabra?
….
no fulminan
tus ojos
la simpleza
tan sólo un recuerdo
ahora
que nada cambie
el pensamiento
no debería ser más rápido que/la luz

entiendo la poesía en
saber descubrir a tiempo
al ángel disfrazado de fantasma
sentado a nuestro lado
encendiendo un cigarro
y te atrapé…

nada es bastante real para un fantasma
ni siquiera la luz capturada
ni siquiera nuestra maldad
encendemos un fuego
para percibir ocultamiento
en nuestras mentes escritas

Nosotros no existe
o diluida Babelia
de esferas
subterfugio ni…
al compás de valores
cera líquida endurece
NO- SOTROS
de cambio-uso
velas
de compra
verso invisible
velas escrito al limón
aparece/oculta lo escrito
NO-S-otros sí
escribimos la novela
aquellos ¿la gran novela de la Dictadura?
de quién dejamos de hablar

hay una estatua
lugar común de la historia
justo ahí… Me….
dejé TNT
volaron los recuerdos
en piedritas nombres
piedras caídas de ex lugar común
nada más que nombres
piedritas quedaron
ganas de duelo
¿así no se recuerda mejor?

la disolución de un nódulo/lóbulo
imposible/antinatura/lúpulo
sin pleura o forma descompuesta
muda sombra invertida (Leviatán gusta tragarse
toda la luz)
(Lupus-lobo del hombre-hominis-lupus)
elegir morir
y no tener entierro

si estamos acostumbrados a deambular
como morgue sin cuerpo
certificada sin tiro de gracia
exhumarse a uno mismo
hasta encontrase NN (dije TNT)
cadáver apagado
sin interruptor
es decir: sin causa
dictámen falsario
pero cierto
¿bana la maldad?

a esta altura
Antígona se ríe
y brinda con nosotros
por no llorar…
por no desobedecer…

si elegimos desaparecer
ya no duele
la ausencia de luz

texturas crucificadas
entre relámpagos inhallables
panales anónimos
mordedura de perro
canto jovial de príncipe enclaustrado
ardor sanguinario
desorbitar sentidos para ver
rabia inyecta 4,5 ml de morfina en vena femoral
sonido de violín histérico histriónico
clivaje al sol parte cristal
NO ABRE PUERTAS DE LA PERCEPCIÓN
hambre sobre todo
¡deja mucha hambre!
sin fuerza
pasa un grito
imperceptible zumbido
de la nada
no enciende nada

Santiago
Santiago
encerrado/en
el último agujero
Maldonado
(ver pista perros)
¿en el sitio
que el grupo
de tareas
GENDARMERÍA
escondió la
poesía?

(el día de los muertos o la sociedad de los poetas
desaparecidos)
la noche de cada …. al año
los muertos (¿son muertos?) conspiran en osarios
rechinan huesos al armarse y desarmarse
el día de cada ….al año
formas breves
en el instante que dura la juntura
ahítos de la mano
monstruo vertebrado de puro calcio
avanza sin regimentar
calaveras con ojo vacío en la frente
canto o lamento fusilado de ultratumba
se juzgan
se celebran
se recuerdan
y se entregan a la muralla de la noche
que nunca los olvida
que siempre los hace aparecer
en emisarios disfrazados
filamentos que viajan a mí por la mañana
para ser poema

¿dónde mi cotidiana herencia de luz?

¿Quién ha de serenar entonces mis cien estatuas
que de la luz se desprenden y enloquecen?

el eclipse entre mi cuerpo
y la voz de bronce
es perdida de presagio
la aureola de un santo se apaga
en la mañana
cuando las putas se arrancan sus párpados
y se los pegan en la frente de su blancura
Regreso a Gui Rosey
a la voz tragada por la misma voz
un agujero dentro de otros mil agujeros
y la flor crepitante sobre la superficie de otra tumba NN
ya no es la Marsella y su océano de 1941
en donde yace enterrado todo el mal que
obstruye y traga de lleno a todos los poetas menores

el terror puede cortar el espacio y tiempo de tal forma
que el cuerpo y la voz -a distancia- coincidan
coronados en un sueño demasiado real.

Si te gusta #Julián_Axat... Share on X

Autores en esta página

[Autor]
Si te gusta mi poema o los del poeta sugerido, compártelo. Gracias
Donaciano Bueno Diez

Donaciano Bueno Diez

Editor: hombre de mente curiosa, inquieta, creativa, sagaz y soñadora, amante de la poesía.

Artículos: 2952
Subscríbete!
Notificar a
guest

0 ¡Ardo en ascuas por conocer tu opinión! ¡Anímate a comentar!
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Echa un vistazo a la siguiente publicación
Hay veces que la vida te da palosy…
0
Me encantaría tu opinión, por favor comenta.x

Descubre más desde DonacianoBueno

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo