CAMPOS DE MI TIERRA/

Yessika María Rengifo Castillo (poeta sugerido)

* Todos los derechos de los poemas publicados pertenecen a sus respectivos autores.
EL POEMA Lee otros poemas de AMOR

 

Campos amados de la tierra mía,
anudados os llevo a mi garganta,
sembrados surcos de melancolía,
teta sois que a mi espíritu amamanta.
Donde quiera que voy conmigo vais
¡oh, espigas que al páramo acrisanta!
sueños que tanto añoro y que lleváis,
caminos polvorientos de mi infancia.
Recordándoos hoy mi mente impía
volado ha entre las flores sacrosantas,
en la iglesia, el altar, la sacristía,
junto al aldeano que en el coro canta.
De San Antón la santa cofradía,
el campo santo y su sabiduría,
tantos recuerdos y emociones tantas.
El sacristán que azuza las campanas
invita a la oración llamando a misa
para ascender al cielo esa premisa
que ha de curar las esperanzas vanas.
Todos vais y venís todos los días
del nogal a la fuente Caravaca,
el Santillo, el Regacho,
las yuntas con arados y los machos,
entre encinas, los pinos y albahacas.
En el río, los chopos, la floresta,
repica y serpentea
cual niño va jugando a la pelea
desmadejando ovillos de suspiros.
Durmiendo entre papiros
los montes que cabalgan a su lado
trenzados en su siesta
esparciendo aire van sobre su cresta
del alba en la mañana
-salvia, espliego, mejorana-.
El sol que ahora ya frunce dorado
dormita ensimismado
a través del ojo en su mirilla
los trigales floridos de Castilla
fruto de la semilla,
engarzados, rocosos pedregales,
cascajos en la orilla
o en los muros de viejas catedrales.
¡Oh, ranas que en las charcas
de silencios preñadas y tan parcas,
de esperanzas dolidas y sin barcas,
haced que yo el elixir de nuevo beba
dulces campos conmigo vais eriales,
mi corazón os lleva!
©donaciano bueno.

El Santillo, el Regacho, la fuente Caravaca son predios así llamados por los labradores del lugar.

POETA SUGERIDO: Yessika María Rengifo Castillo

Yessika María Rengifo Castillo

Se ha ido

Pálida y fría

Ha salido de mi vida

La rosa que pintaba
Mis frágiles mejillas
Se ha ido,
El amor de mi vida.

Entre viajes

Esta mañana
pálida y silenciosa
ha salido de casa.
Tome su brazo
recordé nuestro ayer
invadió sus ojos
de un llanto frio.
Se muere nuestro amor
entre silencios
que destrozan a mi frágil
corazón.
He llorado
como un niño
perdido entre el abandono
de las estrellas.
Entre viajes
de olvidos y lágrimas
El tren de la vida
Se lleva el amor
de mi vida.

Monte de Venus

Cavidad oscura, y profunda.
En ti, se han perdido los pensamientos de los hombres eruditos.
Elixir del deseo, fuente de la vida, no han encontrado placer eterno,
Como el que proporcionas a los amantes,
en noches de invierno.

Olvidarte

Olvidarte es creer que la noche no regresará.
Olvidarte es creer que el sauce no florecerá.
Olvidarte es creer que la muerte no causará llanto.
Olvidarte es creer que Hitler será amigo de Malcom X.
Olvidarte es creer que el sol no acaricia la tierra.
Olvidarte es creer que las bibliotecas no alegran el corazón de los taciturnos.
Olvidarte es creer que Nietzsche no lloró.
Olvidarte es creer que la luna no besa al cielo.
Olvidarte es creer que los amantes dejarán de soñar
Olvidarte es creer que la noche no regresará.
Olvidarte es creer que la radio no sonará.
Olvidarte es creer que Neruda visitará la casa de Pinochet.
Olvidarte es creer que la tierra volverá a los campesinos.
Olvidarte es creer que el músico no cantará.
Olvidarte es creer que la musa no irá al pintor.
Olvidarte es creer que las rosas no se marchitarán.
Olvidarte es creer que el mendigo no sufre.
Olvidarte es creer que Goya visitará mi casa.
Olvidarte es creer que la estación del invierno no llegará.
Olvidarte es creer que las madres de Plaza de Mayo no esperan a sus hijos.
Y olvidarte, es creer que mi corazón no te espera.

Mujer

Tú eres la luna, tú eres el sol…
Tú eres el arcoíris de mi cielo.
Tú vives para vivirnos.
Tú eres frágil, dulce, y valiente,
ninguna apología te es suficiente;
tú eres el invierno que florece en el mismo sitio,
el primer sueño de la memoria,
la primera rosa.
Tú eres las estrellas que arrullan las nubes,
Tú eres mujer.

Te sugiero seguir leyendo...
Se me rompió un poema y cayó al suelo, hecho trizas quedó allí. Su alma…
Ir al contenido