BIENVENIDOS AL OTRO MUNDO

EL POEMA Lee otros poemas ESPIRITUALES

 

El infierno
Maldito Lucifer, seas maldito
maldito sea el dios que te ha creado,
a ti, junto a la pena, a ese garito
en el que por doquier está abrasado.
El malo de verdad ya está suscrito
y el bueno por el sueño atormentado.
Si un día ha de llegar tu cuerpo inerte
aquí estará mejor si se pervierte.

El limbo
El limbo ¿qué es el limbo? Ya no existe.
Recuerda bien fue un hecho del pasado,
que aunque a ti te contaron nunca viste
y aunque estaban seguros se ha olvidado.
Algunos te dirán que no entendiste,
que a los niños les tenga sin cuidado.
Que dios es cuidadoso con su anhelo
y a todos sin dudar mandará al cielo.
©donaciano bueno

No me mueve, mi dios, para quererte (Anónimo)
No me mueve, mi Dios, para quererte
el cielo que me tienes prometido,
ni me mueve el infierno tan temido
para dejar por eso de ofenderte.

Tú me mueves, Señor, muéveme el verte
clavado en una cruz y escarnecido,
muéveme ver tu cuerpo tan herido,
muévenme tus afrentas y tu muerte.

Muéveme, en fin, tu amor, y en tal manera,
que aunque no hubiera cielo, yo te amara,
y aunque no hubiera infierno, te temiera.

No me tienes que dar porque te quiera,
pues aunque lo que espero no esperara,
lo mismo que te quiero te quisiera.

Un texto que no puede faltar en nuestro recorrido por la literatura del ciclo de la Pasión es el del famoso soneto «No me mueve, mi Dios, para quererte…». Se trata de una composición muy conocida, que ha generado abundante bibliografía y que ha sido atribuida a numerosos autores (entre otros, a san Juan de la Cruz o santa Teresa de Jesús, y también a san Francisco Javier y a san Ignacio de Loyola, sin que haya faltado tampoco la atribución a Lope de Vega y otros escritores), pero que a día de hoy podemos seguir considerando anónimo.

Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Impactos: 167

Te invito a dejar tu huella con un comentario. Gracias

Please Login to comment
avatar
  Subscribe  
Notify of
Te sugiero seguir leyendo...
Yo he sido un estrafalario y me he sentido un maniqueoy hasta un tonto en el recreo, como un lelo en parvularioy en todos sitios…