AQUÍ SIEMPRE ES AGOSTO/

Carlos Norberto Carbone (poeta sugerido)

* Todos los derechos de los poemas publicados pertenecen a sus respectivos autores.
EL POEMA Lee otros poemas SOCIOPOLÍTICOS

 

Las lluvias por aquí son muy escasas,
pudiéndose afirmar que nunca llueve.
Y puesto que uvas no hay, no se hacen pasas,
los braseros no existen, que no hay brasas,
y hasta aquí el suspirar parece breve.

Tampoco hay niebla aquí, tampoco nieva,
y a la escarcha no he visto ningún día,
y el río, si es que hay río, nada lleva,
y en las puertas no existe la falleba
que el mundo aquí transita en otra vía.

Las plantas férreas van con alambradas
-hoy el cielo anunció que ya es agosto-,
no hay mieses dormitando arrebujadas
que arropen al saber serán cortadas,
no se ilusionen más, que aquí no hay mosto.

Las cabras emigraron a otros lares,
no hay rebaños de ovejas, ni calostro,
ni hay piñas suspirando en los pinares,
ni corrales con paja en los pajares
ni el frío manifiesta se en el rostro.

Todo es distinto aquí. Todo parece
no invita a reflejarse en la memoria
ni acaso en la retina permanece.
Mejor hoy recordar lo que  merece
aquello que, lejano, fue la gloria.
©donaciano bueno

¿Conoces a Carlos Norberto Carbone? Lee/escucha algunos de sus poemas

Carlos Norberto Carbone

SAMURAI I

“La antigua espada
se ha fundido en el fuego
de una palabra”
Lia Miersch

Cuando un samurai
toca una espada
debe derramar sangre.

Cuando un poeta
toca una palabra
debe derramar fuego.

SAMURAI II

El samurai le dijo a ella:
-Soy el viento.
Ella
bajando sus ojos murmuró:
-Soy el silencio.
Entonces él, con sus brazos de filosa daga,
la tomó y la hizo resonar por siempre.

MAR ROJO

El discípulo le preguntó al maestro:
-¿Dónde queda el mar?
El maestro
Acariciando su blanca barba contestó:
-Queda, donde tu sangre estalle.

DESOCUPADO

Lentamente
perdonando a la luz
Lleva bajo el brazo
fatiga de invierno
y arrastra su desdicha
camino a casa
otro día más
con las manos vacías.
“La llegada de los hombres” (1984)

PRECIPICIO

Entre brumas
arranco un beso trágico
muero lentamente
de muerte natural.
Corro asustado
pero
no logro oponer distancia
sigo exactamente
a tres pasos
de tu boca.
“En la huella del hombre” (1986)

LA PARED

Algunos días
me encuentro en el medio de todo.
Otros días
habito los rincones
y soy puro pensamiento.
La pared
me presta su color
y tengo miedo
que en cualquier momento
alguien
me cuelgue un cuadro
en la frente.
“Antes que el viento se apague” (1989)

DE OTROS VIENTOS

Reposa, noche, tu espalda desnuda
y vuelve tu semblante tímido
y brumoso
hacia mis oscuras ramas al viento.
Pastor de la terrible oscuridad
ahogado en nostalgias y sombras.
No florezco vanamente.
Soy ausencia en la tierra

ES NOCHE Y MIRO AL CIELO

Es noche y miro al cielo
una dulce caricia viene de la amante sombra
bajo estas mismas estrellas resignadas
conviven el amor y duros corazones.
Es noche y manoseo el feroz animal de un recuerdo.
Es noche y templo la madera de un sueño.
Es noche y mis manos piensan en la guitarra de
tu lluvia.
Es noche y los olvidos están dispersos por el jardín.
Es noche y se encierra como la vida misma
yo nazco esta noche y soplo sencillo
detengo la infancia en este silencio
esta noche huele a caldo sin reproches.

Es noche y en esta misma noche
andan suspiros recorriendo caderas de nácar
andan sedientos entre oraciones y penas
bebibles
andan miradas que palidecen sin vocación.
Es noche y la cas está vacía de luna.
Es noche y no hay escondite para
estas alas.
Es noche y el cielo es terrible como el mar.
Por eso la miro sentado
esta noche sólo hago lo posible.
“Variaciones sobre la noche y otras oscuridades” (1999)

EL VIAJE

A veces creo que ya no quedan
salidas heroicas
sólo pasos en el barro
pálidas puertas donde duermen
los finos hilos de la memoria
ventanas de cristal sin demencia
y sin culpas
despedazados pájaros en desiertas cocinas.

A veces siento una pena en el pecho
como si un hacha trabajara
en mis agrietadas ansias
y dejara caer los cortinados
de una función fatal

A veces habito un mundo flaco
peregrinas miradas demacradas
y vacías
aullidos de bisagras
en el corazón del futuro y de la noche.

A veces parece
que todos viven en un lugar
deshabitado de ilusiones

Y yo aquí con lo puesto
para iniciar el viaje.

La lluvia (Jorge Luis Borges)

Bruscamente la tarde se ha aclarado
Porque ya cae la lluvia minuciosa.
Cae o cayó. La lluvia es una cosa
Que sin duda sucede en el pasado.

Quien la oye caer ha recobrado
El tiempo en que la suerte venturosa
Le reveló una flor llamada rosa
Y el curioso color del colorado.

Esta lluvia que ciega los cristales
Alegrará en perdidos arrabales
Las negras uvas de una parra en cierto

Patio que ya no existe. La mojada
Tarde me trae la voz, la voz deseada,
De mi padre que vuelve y que no ha muerto.

Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Impactos: 385

Te invito a dejar tu huella con un comentario. Gracias

avatar
  Subscribe  
Notificar a
Te sugiero seguir leyendo...
Cuando muere la tarde, amigo míootro día se va, vendrá otro día,aunque aquellos momentos de alegríanunca ya volverán. Y a su albedrío...

El día de la Poesía, ya pasó, pero sigue la poesía. Hagámosla viral!

Gracias por leer!
X myStickymenu