JOSÉ BERGAMIN

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

José Bergamín fue un escritor oriundo de Madrid (España) el 30 de diciembre del año 1897 y fallecido en Guipúzcoa el 28 de agosto de 1983. Recibió una crianza religiosa y con una fuerte inclinación por el comunismo, lo cual marcó las bases de su ideología. Se relacionó estrechamente con Juan Ramón Jiménez, director de la revista donde José comenzó a cultivar su faceta periodística, y con Miguel de Unamuno, cuya inspiración resultó fundamental en su carrera literaria. Entre sus aportaciones culturales se encuentra la fundación de una escuela en la ciudad andaluza de Málaga, que gozó de un gran prestigio durante años. El franquismo lo llevó a exiliarse; en su viaje, pasó por algunos países de Latinoamérica y acabó en Francia. Más tarde, sus ideas políticas le costarían más de un puesto de trabajo, irónicamente, en el área de la comunicación.
Su obra es muy vasta y variada; dentro de sus creaciones en prosa, encontramos los títulos “El cohete y la estrella”, “Fronteras infernales de la poesía” y “Al fin y al cabo”. Entre su producción dramática, destacan “La risa en los huesos” y “Don Lindo de Almería”. Finalmente, algunos de sus poemarios son “La claridad desierta” y “Canto rodado”; a continuación, es posible disfrutar de su poema “A Cristo crucificado”.

 

AGUA sólo es el mar; agua es el río

AGUA sólo es el mar; agua es el río,
Agua el torrente, y agua el arroyuelo.
Pero la voz que en ellos habla y canta
No es del agua, es del viento.
Agua es la blanda nieve silenciosa
Y el mundo bloque de cristal de hielo.
Pero no es agua, es luz la voz que calla
Maravillosamente en su silencio.
Agua es la nube oscura y silenciosa,
Errante prisionera de los cielos.
Pero su sombra, andando por la tierra
Y el mar; no es agua, es sueño.

¡Ardo en ascuas por conocer tu opinión! ¡Anímate a comentar!