VISTO, NO VISTO

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
EL POEMA Lee otros poemas de REFLEXIÓN

 

A veces, solo a veces, me desnudo,
me encanta deshacer de la coraza,
atarme la corbata sin el nudo,
del alma el alimento tomar crudo
juzgando las miserias taza a taza.

Que aquí donde me veis de punta en blanco
-no creas, lo que veis son apariencias-
me gusta relucir, que no soy manco,
que guardo mis dineros en el banco
y voy desparramando mis esencias.

No quiero presumir, soy prepotente,
y a veces yo me encuentro acomplejado,
O creo que soy dios. Y de repente
me veo resbalando en la pendiente
tratando de exculparme de pecado.

Pues pienso que soy todo y no soy nada
y hay veces que hasta dudo si es que existo.
Ni sé si soy el amo en la manada
que al poker ha ganado una jugada,
o soy alguien que fue. Visto y no visto.
©donaciano bueno

¿Y tú quién eres? Clic para tuitear

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.