LA VIEJECITA

»Mi Poeta sugerido: Miguel Ángel Curiel

MI POEMA…de medio pelo Lee otros poemas TRISTES

 

Aun recuerdo la imagen de aquella viejecita,
su cara de traviesa, su cuerpo hacia adelante,
intrépida y valiente con su andador rodante
desnuda ante el peligro de esa calle maldita.
 
Y la recuerdo viva muy cerca de la acera
cruzando despacito, ajena a lo que pasa,
tomándose la vida como debiera, a guasa,
que el paso al fin y al cabo del tiempo es una espera.
 
Se me quedó clavado como un escalofrío
cuando llega y de pronto va ¡zas! rompe el reposo
después todo se nubla, se vuelve ya borroso,
igual cuando la lluvia se mezcla con el frío.
 
Nadie la conocía. Quedó como esa perra
tirada en el asfalto, la que nadie reclama.
Al fin y al cabo ella era lo mismo que esa llama
que suelta una pavesa y extingue bajo tierra.
 
Pues me tocó el honor, a esa hora de ese día,
dejen que la recuerde y le escriba aquí una glosa,
así nazca marchita, tan bella mariposa
que se posó en mis brazos y en ellos se moría.
©donaciano bueno

Se fue tan feliz como dicen que ocurre cuando una se muere con la conciencia tranquila Clic para tuitear
MI POETA SUGERIDO: Miguel Ángel Curiel

Miguel Ángel Curiel

Olas

Contar olas
hasta que
ya no tenga
sentido
contarlas.
¿Para qué
las contabas?
Para ser ellas
y no ser en mí.

Lumbre en la arena

De niño subía arena a casa.
Esa arena, esa niñez
son ya lo mismo.
Solo arena,
y esa arena no cae,
no se hunde, no pesa,
no desaparece.

En verano bajaban de la montaña
hombres cargados de nieve
y la vendían.
¿Qué es que no es?
El leño arde despacio para no quemarse.
Concentra la luz sobre sí mismo.
De niño me oscurecí así,
viéndolo quemarse,

Siempre el mismo leño,
la misma encina.

Habitación de hospital

Plasencia 28 de febrero de 2010

Se muere boca arriba.
En los techos de nieve sin pisar.
El único copo va al ojo.
Es más hermoso ver nevar,
la lluvía solo emociona.

Ella canta en un lugar vacío,
recién pintado.
No se puede fumar,
no se puede hablar,
no se puede comer,
no se puede silbar.
Ella canta ahí después de comerte,
de fumarte, de cantarte.
No se puede silbar
en ese habitación blanca
que da al mar.

Barro

El silencio
es
sólo
silencio.
Mea culpa
se
oye.
Mea la culpa
-Míralo-
entre
Las Villuercas
y Gredos
Las nadas.
Por eso
tantos nombres nominan lejanías que no se oyen.
Galgos
por
el
mar.
Hidrolíneas
o pensamientos
nihil.
Ningún ángel debería hablar o verse.
Al caminar
dudo
de
si echar
a este lado esto
y arrojar
al otro
esto.
Y los frutos podridos
maduraban
el odio
tan verde.

(Odios)

“Y en lo más alto de las catedrales de Madrid, Zaragoza y Sevilla besarás la cruz”
Nicanor Villalta

Voy
a
torear
en
ese
baile
de olas negras.
Bajo
el mar
símbolos.
Allí
nunca
llega
el sol.
Casi
ya
no
estoy.
Pequeñas conchas de mar removidas en el monte.
Cenit,
centelleo del fulgor en la cresta de la cencerrada tras un vértice azul.
No

que
hacer
con
todas
esas
palabras
vacías.
Lo simple es la rama -larga por los años- pero aún lo es más la sombra de la rama, tan fiel a la tierra, rastrera por culpa de todo lo aéreo, que se dibuja a sí misma en el muro.

(Torero)

Camino de gravilla
para dios,
la nieve lo cubre
y
te alejas
hacia
el
sol.
En la gran polvareda entoné Becoming Jerome
y
se llenó
la boca de polvo azul.
Y hablé
desde
el Canchal de la Ceja
al arschloch
de la nada.
Todas le sentence tienen ideología y la absolution es el perdón puro por nada.
Polvo
con el
que me
lavo
la cabeza.

Si te gusta Miguel Ángel Curiel... Clic para tuitear

También te puede interesar...
Te quiero amor, te ansío a borbotones mas…

Somos...

X
Scroll Up