ADELA

»Mi Poeta sugerido: David Mayor

MI POEMA…de medio pelo Lee otros poemas de AMOR

 

No te llamas Adela, sin embargo,
permíteme que aquí te llame Adela,
la que un día sacó de su letargo,
a este corto aprendiz de pelo largo
haciéndole clavar luego su espuela.
 
Adela, tan coqueta y descocada
que extinguió cual pabilo de una vela.
Adela, que fingida enamorada
sólo espera ser pronto consagrada,
la estrella rutilante de zarzuela.
 
La misma que soñaba en ser portada
o hacer de figurante en pasarela,
grotesca repintada la mirada,
souflé que en un momento queda en nada,
los rasgos imprecisos de acuarela.
 
Adela, la que amaba los saraos,
aquella que excusé yo era locuela,
sonrisa de ancho mar, pelos rizaos,
los ojos relucientes y aniñaos
la que aprendió latín mas no en la escuela.
©donaciano bueno

El nombre es lo de menos, qué importa? Clic para tuitear
MI POETA SUGERIDO: David Mayor

David Mayor

DOWN BEAT

Respira sosegado, los ojos hendidos,
la luz de un foco que se apaga.

Sabe de la poesía sin mimbres
y de la tentadora hipérbole,
sabe que su música puede parecerse al llanto,
que en el club ya no hay ni público.
En otra parte, Pre-textos, 2005.

CAPITULO DIECISÉIS

Ahora que visto y no visto
se limpia el aire y sólo hay
incandescencia de estrellas
en un cielo que es pizarra para escribir,
reconoce que nada es necesario
en la historia del hombre, todo
son ventanas donde asomarse,
palabras a las que no pertenecer ya
y no pertenecer todavía,
poemas que son cartas de barco.
Otra novela, Cartoneritaniñabonita, 2011.

CORREDOR DE FONDO

Sobrevalorado
como las palabras,
siempre de segunda mano,
los poemas corregidos, el amor triste
o las consideraciones de un profesor,
finge detenerse en las sombras
pero avanza como autómata
por una ciudad cualquiera
donde el tiempo no se ha detenido
y todo es más claro y más peligroso.

Hacia el fondo corre, allí sueña
ser ágil y vagamente felino,
sueña con cambiar la vida.
31 poemas, Pre-textos, 2013.

SALIR DE CASA

Atraviesa la plaza, gana la cuesta, para qué
apresurarse, permanece de pie, sólo
quiere estar en sus zapatos, acaso
se equivocó de siglo, de oficio, de país,
ni siquiera sabe si acertó con el disfraz
perfecto de persona inofensiva
que teme a hombres y alimañas.

Las personas son otras
cuando las cambiamos de sitio:
Hay pájaros que salen a la sombra
de quien piensa devorarlos.
31 poemas, Pre-textos, 2013.

TIEMPOS NUEVOS

A veces soñábamos
con estar en otra parte, amar
el béisbol, los animales raros,
pasear despacio por los muelles
de una ciudad lejana;

a veces, sabíamos
que el mundo es lo que parece
y otras, que lo más bello puede ser
lo que no puede ser.
31 poemas, Pre-textos, 2013

DERECHO FUNDAMENTAL

Un amigo es agua para beber,
cierta manera de pedir un vaso, el grifo
que se abre, las líneas de un río
en el que sumergirse
a leer el lado claro de la vida.
Conciencia de clase, Prensas de la Universidad de Zaragoza, 2014.

TARDE Y TEMPRANO

Todo parece estar a punto de ser otra cosa,
cualquier sitio es el centro del mundo,
cualquiera puede ser un lugar extraño,
estar en varios sitios a la vez.
Lo apuntaste como lema.

Vivir es dos veces.
El aire que respira un niño es el mismo
que respira el viejo sentado a su lado.

Capítulo cuatro

Los libros tienen el poder de hacernos cambiar de sitio.
Apaga la luz y cierra la ventana.
Un muelle, un pasadizo secreto,
la clemencia del recuerdo y el inicio de un sueño.
No estar es el estado perfecto.
Cualquier libro
trata de una aventura.

Capítulo cinco

Ni la vida ni la literatura siguen las reglas clásicas:
exposición, nudo y desenlace.
Inconexas y desarticuladas, no se conforman
con lo que tienen entre las manos.
Hay algo más que perseguir: el recorrido
es el dibujo que describen
los días.

Capítulo seis

Lo que más amo me deja sin palabras.

Capítulo siete

Lo contado es esencialmente cierto.
Un hombre soñador y montañas de hielo en el mar.
El Forward
salió con destino incierto,
arrastrado hacia donde todo vale lo que vale,
con un tripulante mensajero:
el amor es lo que parece.

Capítulo nueve

Fuera hay hielos a la deriva
capaces de impugnar la realidad,
un pedazo de ella.
Y una orca negra sin mancha
de ballena blanca,
otra novela minúscula e íntima
es lo que te espera.

Capítulo diez

Polizontes
repitiendo las veces de la suerte
en esa hora tranquila
en que el mundo parece detenido,
se preguntan dónde estarán
las vidas que podrían haber sido.

Si te gusta #David Mayor... Clic para tuitear
También te puede interesar...
Reconozco, no sé si será cierto,mas puestos a…

¿Poetas sugeridos?

X
Scroll Up