ACORRALADOS

»Mi Poeta sugerido: Hasier Larretxea

MI POEMA…de medio pelo Lee otros poemas SURREALISTAS

 

Vivimos rodeados de muchos chupatintas,
de fatuos saltimbanquis y de faranduleros,
melífluos y tipejos que asumen son floreros
cual huevos que están hueros mas tienen buenas pintas
pues fardan de toreros.
 
Buscan acorralarnos, que seamos sus sabuesos
y luego engatusarnos con flores de mentiras
colgando a sambenitos en comics con sus tiras
con su labia y palique, queriendo dar con quesos
y ver si tú deliras.
 
Nos tienen sometidos, lerdos y acorralados,
de sus falacias presos, reos de sus soflamas,
desean seducirnos, llevarnos a sus camas,
y luego como kleenex dejar allí tirados
si ven no les aclamas.
 
Y tú necio y yo bobo seguimos resistiendo
mas hay otros mas tontos que siguen escuchando,
borrachos con sus memes, sus proclamas besando.
Así sea que admitan que les vayan mintiendo
van siempre repicando.
©donaciano bueno

MI POETA SUGERIDO: Hasier Larretxea

Hasier Larretxea

ESCRIBIR

es el paisaje desde donde contemplar.

El mirador
desde donde ver
a través de la niebla,
a través de los límites del horizonte,
sorteando y volando sobre ermitas, pastos y portillos.

Escribir la visión
en lo alto del monte,
el sendero, el helecho recién pisado,
la bellota que lanzamos hasta el riachuelo.

Escribir es insuflar (el viento del norte),
acunarlo al sonido del cencerro
y a las gotas de lluvia que se ahogan
en el charco del prado,
el movimiento del tractor
y la soledad del perro.

Escribir,
la única manera de atravesar el valle
sin pisarlo.

[A Cristina Iglesias]

LA LUZ es el techo de hierro
que amordaza el paisaje.

Agujeros que emanan brillo
en la apertura del hormigón.

Fisura que equilibra su sombra en el horizonte
de ecos con significados cristalinos.

El recuerdo de las ausencias
y su distancia de cedros.

Vidas que penden de las sombras
que se alejan de la invocación de camposanto.

La inmortalidad de las ramas que saben
trepar al cielo y su laberinto
de pasos sobre lo eterno.

No es el paisaje lo que reluce.
Es la proyección de su sombra.
De ‘De un nuevo paisaje’. Hasier Larretxea. Prólogo de Chus Pato. StendhalBooks. Barcelona, 2016. 148 páginas

«Niebla fronteriza»

Para cuando volvamos al paisaje húmedo
que se esconde tras la neblina,
los rostros alejados hallarán
a quien descansa en las rocas resbaladizas del puerto
y no consigue liberarse de la familiaridad disonante
de las campanas de la muerte.

Las ilusiones son crucificadas con el plumaje
del cisne blanco y sus alas heridas
al tropezar con la duda
del destierro en espacios difuminados
por la ceguera de las luces de los faros
en la redondez de la vida.

Los copos de nieve no absorben
la indecisión del empeine.

Siempre quedará suspendido algún guiño
en las despedidas amortizadas
por los desvíos regionales.

A las miradas surcadas por el rencor
siempre les quedará ondear la culpabilidad.

A nuestro paso, los restos de las huellas
que se borraron sin incinerar.

El compás del cancionero de los pájaros
dejó de secundar el dictamen
del pensamiento intransigente.

En el atardecer se acuestan
los afluentes espumosos de los sueños.

El amanecer no encuentra sus propias manos
con las que acariciarle a la vida sin féretro,
acunar las miradas sin significado.

Nada más que cementerios ensanchados
a la medida de nuestro temperamento celestial.
*Del libro «Niebla fronteriza», reedición de Harpo Libros (mayo de 2018)

Cada noche

Pulsábamos los interruptores
Que alumbraban los recovecos azotados
Por la intemperie de las marchas militares
que paralizaba la respiración entrecortada
por el acecho de las sombras en movimiento
hasta sumergirse desde el orificio
de la oreja derecha.

Cada noche
La luz de las bombillas nos despertaba
De los barrotes que insuflaba la amnesia
Propiciada por el subconsciente sometido
A interrogatorios deliberados.

Cada noche
Y durante décadas de desvelos
(tiritábamos con el simple sonido
Que emitían las agujas
Al irrumpir tras forcejeos
A través de las escaleras de madera)
Necesitábamos toda la luz
Que dejó de habitar y alumbrar
En nuestras memorias agujereadas
Por las balas que atravesaron
Las puertas que no volvieron a cerrarse más.

Si te gusta Hasier Larretxea... Clic para tuitear

Palabras para Julia-José Agustín Goytisolo

Tú no puedes volver atrás
porque la vida ya te empuja
como un aullido interminable.
Hija mía es mejor vivir
con la alegría de los hombres
que llorar ante el muro ciego.
Te sentirás acorralada
te sentirás perdida o sola
tal vez querrás no haber nacido.
Yo sé muy bien que te dirán
que la vida no tiene objeto
que es un asunto desgraciado.
Entonces siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en ti como ahora pienso.
La vida es bella, ya verás
como a pesar de los pesares
tendrás amigos, tendrás amor.
Un hombre solo, una mujer
así tomados, de uno en uno
son como polvo, no son nada.
Pero yo cuando te hablo a ti
cuando te escribo estas palabras
pienso también en otra gente.
Tu destino está en los demás
tu futuro es tu propia vida
tu dignidad es la de todos.
Otros esperan que resistas
que les ayude tu alegría
tu canción entre sus canciones.
Entonces siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en ti
como ahora pienso.
Nunca te entregues ni te apartes
junto al camino, nunca digas
no puedo más y aquí me quedo.
La vida es bella, tú verás
como a pesar de los pesares
tendrás amor, tendrás amigos.
Por lo demás no hay elección
y este mundo tal como es
será todo tu patrimonio.
Perdóname no sé decirte
nada más pero tú comprende
que yo aún estoy en el camino.
Y siempre siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en ti como ahora pienso.

Comentario José Agustín Goytisolo dedicó a su hija el que después sería su poema más conocido: Palabras para Julia, del que además hicieron versiones musicales Los Suaves y Paco Ibáñez. Un poema asombrosamente doloroso en su intento por dar a su hija un aliento que finalmente él no logró encontrar (se suicidó en 1999).

Fuente: http://blogs.20minutos.es/poesia/2009/01/14/palabras-julia-josao-agustaan-goytisolo/

También te puede interesar...
Vendo o cambio mis sueños de papel que…

Somos...

X
Scroll Up