NUEVOS TALENTOS

»El Poeta sugerido: Martín Bezanilla

EL POEMA Lee otros poemas SURREALISTAS

 

Intento descubrir nuevo un talento,
alguién sepa escribir y que emocione,
impulse al que es lector desde su asiento,
hablando del amor y que apasione,
del alma y del dolor y que emocione,
del sueño, del suspiro y del lamento.

Que a infierno haya bajado algunas veces
cayendo y relanzando al infinito,
bebiendo de la miel, la hiel con creces,
jurando a Dios, lanzado más de un grito
o al hombre denunciando por maldito
pisando con rencor sobre sus heces.

Si alguno identifica en este escrito,
si al casting que propongo apuntar quieres,
de facto ya sin más quedas inscrito.
Razón: tener mucha ilusión. Deberes:
poner a la escritura en sus placeres
ser duro cual la piedra de granito.
©donaciano bueno

Pudiera ser que pudiera,
Si yo tuviera talento
Y también lo que hace falta
Para decir lo que siento.
Alberto Cortez

El talento es una manifestación de la inteligencia emocional y es una aptitud o conjunto de aptitudes o destrezas sobresalientes respecto de un grupo para realizar una tarea determinada en forma exitosa, a la que inevitablemente hay que unir la actitud, interés en torno a ese mismo hecho.

POETA SUGERIDO: Martín Bezanilla

Martín Bezanilla

FLASHMOB

Si no puedo bailar, tu revolución no me interesa.
Emma Goldman

When we’re out together dancing, cheek to cheek.
Irving Berlin
Mi padre, por ejemplo.

Cuarenta años suspirando en una fábrica.
Y por eso baila.
Por el Movimiento Obrero, baila.
A las cinco de la mañana, abandonando a su familia, baila.

Con la máquina de su vida.

En sus huertos libres, por el pan de unos hijos
que hoy le dicen ‘abuelo’, baila.

Baila, porque se dio cuenta tarde:
el mundo es un lugar que se repite
como una mala canción de radio fórmula.

Y por eso baila.

Con el ritmo de otra vida, pero baila.

También mi madre, con decisión, a su lado baila.

Al abrir su negocio, mientras calienta la sopa,
riega con fe sus flores, los suegros o su nieto,
baila.
Para que no se enfríe el amor de aquel verano;
por el sueño de una familia, contra el tiempo,
contra el eco del nido vacío, baila.

Porque la música es toda la responsabilidad del mundo.

Ella baila.

Hasta volar exhausta, cada día, (nos) baila.

Y bailan mis hermanos para cambiar el ritmo del poema.

Alzando sus brazos al cielo, ¡bailan!

Para que el mundo tenga otro estribillo.

Detrás, mi abuela, ya no quiere bailar pero nos marca el paso.

Con su bastón, camino del cementerio, marca el paso.
Cuando visita a su marido y tararea algún ayer,
cuando nos habla del hambre, del hambre que es morirse,
nos muestra el paso.

Contra la vida. Por la muerte.

Bailando sin querer.

Con su bastón.

Mi sangre.

Marca el paso.

OFF LINE
(ESPECIFIQUE AL MENOS UN DESTINATARIO)

Existimos por el miedo a estar solos.

Inventamos la rueda, el ferrocarril, los zepelines.

Abandonamos bajo el mar los galeones.

Descubrimos continentes y vacunas
para distancias que no entiende el corazón.

Soñamos con más aire y exploramos la galaxia.

Creamos símbolos, lenguaje, imprenta.

El horno. Las bombillas. El telégrafo.

Diseñamos telescopios
para sentirnos menos lejos,
lentes de aumento para pensarnos más gigantes.

Existimos desde el miedo a ser solos.

Revelamos fotos, escuchamos música;
estudiamos Literatura, Historia, Arte.
Filosofía. Casi entendemos al vecino.

Enviamos cartas, pagamos por la comida.

Fingimos enfermedad,
lo mismo que otras veces nos curamos en salud.

Molestamos al servicio de habitaciones.

Comerciamos con la pólvora:
pirotecnia y balística:
llamar e iluminar la muerte.

Existimos frente al miedo a estar solos.

Y a veces
nos abrazamos.

UNDERGROUND

No hablo de sexo, por más que se parezca.

Hablo de la plaza libre de un parking
subterráneo, como los maletines que se abren
en un despacho del parlamento.

Hablo de las cajas de fruta vacías
en la parte invisible de los supermercados,
la sonrisa fingida de tu padre
en la foto de sus últimas vacaciones junto al mar;
estoy hablando del soborno de los días
y el cable tenso
de un remolque en carretera.

Mi país.

No hablo de sexo, aunque tampoco sea sencillo.

Junto al pabellón de maternidad
había una ortopedia
y una tienda de recuerdos.

PASIEGO #Selfie

No las manos, el pasto de las vacas
que rumiaron mis abuelos.
Tinte de leche nodriza en los palacios
y claridad de nieve en la cabaña sin cama.

No los pies, las huellas de las botas
(el verde es nómada)
que han caminado el hambre.
Montañas que devuelven el eco de la piel.

Nunca el alma, la mirada que cercó los cielos
amanecidos cuesta arriba.
Rumor de lluvia que motea mi cuerpo.

Paso al frente.

Sonríe.

Las fotos nunca revelan lo que ha sido.

EXTERIOR TRANSPARENTE BALADA

Abierto el envoltorio
ya todo es exterior.
La realidad es, a tu paso,
restos de bollería industrial
que entre las grietas
picotean las palomas.
Y todo camina, forjando
el mundo en su girar.

Eres techo y fondo en el declive
de tu propia leyenda imaginada,
estrella del rock, transparente balada;
eres, sin temor a equivocarme,
la mancha en el disco desmaquillante
al final de tu cosmética existencia.
Truncado empeño en ser, eres.

Por eso vives así,
menospreciando las cunetas,
los escaparates y hasta el muñón
de los mendigos.
Pero pronto vendrán los días
con sus hueras cavidades
como blisters de pastillas
como moldes para el pan.
Días, donde el silencio es el lenguaje
de los hombres invisibles.
Lejanos y sentimentales llegarán
con dedicatorias en la radio,
con paquetes y postales.

Cómo decirte entonces, que todo eso será
lo que yo llame olvido porque refulge
como la noche de una ciudad
vista a las afueras, que brillar
es tan sólo acercarse un poco
y que la culpa, sólo es real en su reflejo.
Cómo explicarte que vivo
como quien contempla un adulterio
y que todo lo que ves transita
lejano y traslúcido en mi mirada.

Has abierto el envoltorio,
y es el interior lo denostado.
Inédito

Te sugiero seguir leyendo...
¡Oh, señor! que a tu imagen me creastecon barro que amasaste con esmerono permitas que…

Busca, lee y comparte poesía. Hagámosla viral!

X
Scroll Up