UN VERSO BASTARDO

»Mi Poeta aquí sugerido: Antonio García Barbeito

MI POEMA…de medio pelo Lee otros poemas TRISTE

 

Un poema se ha perdido
con un verso inconsistente,
fue siguiendo la corriente
de un borracho empedernido.

No se sabe qué ha pasado,
no pregunten por qué ha sido,
se sospecha esté escondido
lamentando haber pecado.

Y aunque el tiempo haya pasado
no se pierde la esperanza
de que sienta la añoranza
y aparezca en algún lado.

Se le busca en los saraos
y en los templos que hay malditos
y en la playa en chiringuitos
y en la bruma y en el caos.

Mas si un día apareciera
y esté muerto que le entierren,
y si no que le destierren
o en la pira pa’ que ardiera.
©donaciano bueno

#Mejor que no se sepa quien fue el #padre del #poema? Clic para tuitear
MI POETA SUGERIDO: Antonio García Barbeito

Antonio García Barbeito

«Retrato»

«En la torre de la iglesia,
la cigüeña se posaba
con un sueño de veleta.»
AGB

Dos bandos. Siempre dos bandos
dejando claro los sitios
dos vírgenes, dos colores
y dos fechas de festivo.

Iguales, ni en apariencia,
y si mezclados, distintos.

Ni serón al pura sangre,
ni a la barra los estribos.

No puede el lienzo moreno
remendar sueños de hilo.

Mil olivos dan un don
y una mujer de servicio,
turno de plata en el palio
y opinión en el cabildo,
y entierro con cuatro posas
de gorigoris prolijos,
gregoriano de sochantre,
ciriales y monaguillos.

Cartilla de jornalero
da patente de sumiso,
un rincón donde convive
la blasfemia con el vino
y entierro con cruz de cal
en un anónimo nicho.

Ni en la choza falta enea,
ni mármol en el cortijo.

Ni se rebujan las castas,
ni se mezclan apellidos,
ni sube el jornal del campo,
ni baja el precio del trigo.

Amanece para todos,
pero con soles distintos,
que si a unos abren puertas,
a otros les cierran caminos.

Y los pobres, siempre pobres;
y los ricos, siempre, siempre ricos.

… Y Dios preguntando quién
tradujo aquí cuanto Él dijo.

Porque a la luz le conviene

Porque a la luz le conviene,
busca tu talle sucinto
y a la calle San Jacinto
toda la luz se te viene.
Después, la luz se entretiene
en madurar a tu lado.
Y al volver sobre lo andado
con toda tu luz aquella,
le basta al cielo tu Estrella
para ser cielo estrellado.

Si los que iban a Flandes
te hicieron Madre de orilla,
yo, de Triana a Sevilla
hago lo que me demandes.
Sigo el paso que Tú andes.
por este desvelo mío.
Jamás mi rumbo desvío
de esa Estrella que se clava
con los ojos en la Cava
y el pensamiento en el Río.

Hija de la alfarería
y Madre de capitanes,
Pan de Amor entre los panes
del amor de cada día.
Rosa de Dolor, tenía
contigo un verso pendiente.
Lo traigo, Estrella, caliente
en el amor de la tinta:
es para Ti, por distinta,
por Trianera y por Valiente.

SONETO

El Dios que tengo en mí no es de madera,
ni sale en procesión ni tiene nombre,
es un Dios todo Dios y todo Hombre
que de mí, sin pedirme, tanto espera.

El Dios que tengo en mí de cabecera,
vive pendiente de que yo me asombre,
de que le pida cuentas, que lo nombre,
le exija, le pregunte. Y que lo quiera.

Es ese Dios que entre los hombres labra,
para sembrar a mano una palabra
-Amor- que le germine cada día.

El mismo que me llama y no contesto,
el que siempre me encuentra con lo puesto.
El que sigo buscando todavía.

LA VÍSPERA

I
Parece que es la hora, y no es la hora.
Parece que está todo… y algo falta.
Parece que la alcanzo y es más alta.
Parece que se acerca, y se evapora.
Parece que amanece, y es la aurora.
Parece que es su voz, me sobresalta,
y siento que algo huye, algo salta
como una luz esquiva y brincadora.
Pero sigo esperando, que a mi modo,
en ese hueco de esperarla, todo
me sabe a la alegría del reencuentro.
Si en mi pulso ya late su latido,
¿qué será cuando, al ver que ya ha venido,
la semana de Dios me suene dentro?

II
Parece que ya estamos y no estamos.
Parece que es el día y no es el día.
Parece que traía y nos traía
un domingo de palmas y de ramos
y todavía el día no alcanzamos,
aunque nos parecía que venía,
aunque al mirar al lejos parecía…
Y por esa esperanza la esperamos.
Parece que la tengo, y no la tengo,
parece que en la mano la sostengo
pero en la mano yo no la distingo.
¿Qué será cuando al fin se manifieste
estrenando una túnica celeste
y vista de celestes el domingo?

III
Parecía que nunca volvería.
Parecía que ya no se acordaba.
Parecía que el tiempo la alejaba
y que en el tiempo mismo se perdía.

Parecía que no nos conocía.
Parecía que ya nos olvidaba.
Parecía que poco le importaba
volver al mismo nido… Parecía.
Pero mirad al sol haciendo guiños
en los ojos sagrados de los niños,
donde se purifica la mañana…
Esperad, mis impacientes paisanos:
para tocar el cielo con las manos
nos falta solamente una semana

ELLA

Y te miro dormida en tu abandono, sonámbula por ti la luz de marzo.

Te salva tu belleza.
Cuando nada pudiera ya salvarte,
te salvaría tu belleza.
Si no tuvieras puerta a que llamar,
se te abriría tu belleza.
Aunque lograran mancillarte entera,
renacería tu belleza.
Aunque te maltrataran tus perfiles,
te quedaría tu belleza.
Te salva tu belleza.
Nada podrá perderte, nadie, nunca:
te salvaría tu belleza.
Nada podrá nublar tu mediodía,
remontarás con soles de belleza.
Aunque te abofeteen la belleza,
quedará tu belleza.
Podrán cortarte el río por los brazos,
y seguirá tu belleza.
Podrán taparte patios y espadañas,
y quedará tu belleza.
Podrán dejarte sola, abandonada,
y encenderás tu belleza.
Por encima de sombras y nublados,
lucirá tu belleza,
esa tangible luz de tu belleza.
Porque tú lo eres todo sobre todo, en el intacto todo de tu nombre.

Porque tú, de los pies a la cabeza,
Eres esclava de una sola idea:
encontrar cada día, como sea,
tu razón de vivir por la belleza.

Si te gusta #Antonio_García_Barbeito... Clic para tuitear
También te puede interesar...
Amor, por qué si busco me rehúyes, si…

Poesía eres tú, te interesa?

X