DICTADORES, NOOOO…!

MI POEMA…de medio pelo

[responsivevoice voice=”Spanish Latin American Female” buttontext=”Pulsa para escuchar la entrada”]

 

No comparto tu opinión pero daría mi vida por defender tu derecho a expresarla.
Voltaire

A Efraín, en las antípodas de mi pensamiento político y, sin embargo, amigo.

No puedo comprender que haya personas,
expertas, preparadas y maduras,
que puedan apoyar las dictaduras,
sin mentes que resulten bonachonas
en manos de indecentes caraduras.

Que sigan defendiendo sus prebendas
a hacer lo que les plazca, sin ambages,
y a nadie consultar, sin más peajes.
Los otros simplemente son las sendas
que sirven a gozar de sus brebajes.

Vivir por mor de un “dios”, sin voluntad,
cediendo a otro el derecho de pernada,
pasando a ser borrego en la manada,
sin nada que decir, sin libertad,
sumiso es delirar o estar drogada.

Votar, ese derecho a decidir
que empieza por poder participar
con riesgo de poderse equivocar,
y nadie que te pueda a ti impedir,
vivir, pensar, soñar y progresar.
©donaciano bueno

[/responsivevoice] He de #respetar a todos los que no piensan como yo? Clic para tuitear

 

MI POETA SUGERIDO: Javier Ruiz Taboada
[responsivevoice voice=”Spanish Latin American Female” buttontext=”Pulsa para escuchar la entrada”]

Javier Ruiz Taboada

LOS POEMAS DE UN MAL GENIO

Tengo tantos pecados
que en el infierno dudan
si darme un reservado
con otra identidad.
Me siento tan hastiado
que me he comido cruda
la carne del pasado
a medio caducar.
Una mala pasada
me alejó de la duda
y hoy por cualquier mirada
me dejo consolar.
En el cielo han colgado
un cartel, cartón pluma
donde reza: Cerrado
contra mi voluntad.
A este maldito genio,
sin lámpara ni humo,
le debo tres deseos
y tu vas a ser uno.
Hoy que subo una cuesta
que sólo yo percibo
lo único que espero
es quemarme conmigo.
Tengo tantos pecados
que en infierno dudan
si darme por perdido
y dejar de buscar.

CUESTIÓN DE ESPACIO

Hoy cabe la vida en nada.
En un lápiz de memoria.
En un segundo de euforia.
En una larga cambiada.

Hoy cabe la vida entera
en una mala experiencia.
En una simple creencia.
En casi cien primaveras.

Cabe la vida en un verso.
En la luna cuando mengua.
En la punta de la lengua
de un recuerdo en carne y beso.

La vida cabe en un viaje.
En un cambio de sentido.
En el eco de un latido.
En el temor a un chantaje.

La vida cabe en un puente
sobre aguas turbulentas.
En un mapa de tormentas.
En un asunto pendiente.

La vida cabe en un ceño
morbosamente fruncido.
y en los puntos suspensivos
que van detrás de los sueños.
De Gotas de Sol en Contra viento y maneras Ed. Renacimiento.

HAY VIDA

Hay vida más allá de la tristeza,
de ese muro insalvable que recuerda
a la parte de atrás de una nevera.
Hay luz del otro lado de las sombras
que habitan en los labios con cadenas.
Hay latido en la arteria de los males
que acechan en su hueco de escalera.
Hay misterios gozosos que no rezan.
Hay un sol atrapado en los espejos
ansioso por quemar las amapolas.
Hay silencio en el borde de los ruidos.
Hay música detrás de cada llanto.
Hay una rama que sujeta el nido.
Hay una cura para cada espanto,
Una radio encendida en cada casa,
una lección de vida en cada acera.
Hay muchas manos para hacer la masa.
Hay un acto de amor, que no se airea,
mas sirve de colchón para el herido.
Hay puertas para huir de la amenaza
de no encontrarte con un hombro amigo.
Hay un grito de sálvese quien crea.
Hay vida más allá de horizonte
aunque nunca pasemos de su raya.
Hay sures que se juntan con el norte.
Hay versos que no arrojan la toalla.
Hay ecos que recuerdan a sus voces
y palabras que alivian la franqueza.
Hay un gemido para cada roce.
Hay esperanza para la belleza.

TESTAMIENTO

Le regalo al papel mi mala letra.
Al mar mi soledad bien entendida.
Le regalo mi voz a la careta,
callada y de cartón, de mi otra vida.

Le regalo al pincel mis tres paletas.
Al tiempo mi reloj bajo de pilas.
Le regalo mi olor a la indiscreta
manera de abrazar de quien me espía.

Le regalo a la noche mis desvelos.
Al cielo mi oración más descreída.
Le devuelvo al dolor todos sus duelos
y los sollozos de la despedida.

Le regalo al amor todas mis velas.
Al placer el colchón de mis acciones.
A las bajas pasiones la trinchera
para ganar la guerra que proponen.

Le regalo al olvido mis recuerdos.
Al adiós una larga despedida.
Al cansancio le cedo mis esfuerzos
por hacer realidad tu fantasía.

Le regalo al silencio mis temores.
Al eco un diapasón para que afine.
Le regalo una nota a las canciones
cuando mi mala letra las deprime.

Le regalo un condón a los sin dones.
A la piel las caricias que le faltan.
Al deseo ese as de corazones
que se excita en la boca de mi manga.
Le regalo al diablo mis ardores.
A la ternura mi alma desatada.
Le regalo a la vida mis temores.
A cambio, yo, me quedo con las ganas.
(De MAR DE FONDO. Incluido en Contra viento y maneras.
Obra ganadora del XXX Premio internacional de poesía Ciudad de Jumilla).

DC/AC

Cuando lo malo no parece nuevo.
Cuando lo bueno nos resulta raro.
Cuando nadie ve el vaso medio lleno.
Cuando cualquiera pasa por el aro.

Cuando el mejor perfume huele a cieno.
Cuando la luz que guía no es de un faro.
Cuando se pisa a fondo y es el freno.
Cuando comprar barato sale caro.

Cuando nadie conoce los motivos.
Cuando la noche quiere ser el día.
Cuando los crecimientos negativos
dejan desconcertada a la utopía.

Cuando los ojos cierran por derribo.
Cuando pierde su gracia la ironía.
Cuando el futuro espera en el olvido.
Cuando te tienes, hasta tú, manía.

Cuando el pasivo es el mejor activo
Cuando el cuerpo del alma se te enfría.
Cuando por respirar pasan recibo.
Cuando desahucian a la fantasía.

Cuando todo parece estar perdido.
Cuando nadie parece ser consciente
hay que caer en brazos del olvido
y dejarse llevar contracorriente.

TESTAMENTO

Le regalo al papel mi mala letra.
Al mar mi soledad bien entendida.
Le regalo mi voz a la careta
callada de cartón de mi otra vida.
Le regalo al pincel mis tres paletas.
Al tiempo mi reloj bajo de pilas.
Le regalo mi olor a la indiscreta
manera de abrazar de quien me espía.
Le regalo a la noche mis deseos.
Al cielo mi oración más descreída.
Le regalo a la flor un aguacero
para que diga; – sí – cuando me pidas.
Le regalo al amor todas mis velas.
Al placer el colchón de mis pensiones.
A las bajas pasiones mi trinchera
para ganar la guerra que propones.
Le regalo al olvido mis recuerdos.
Al adiós una larga despedida.
Al cansancio le cedo mis esfuerzos
por hacer realidad tu fantasía.
Le regalo al silencio mis temores.
Al eco un diapasón para que afine.
Le regalo un resol a las canciones
para que con sus notas te iluminen.
Le regalo un condón a los sin dones.
A la piel las caricias que le faltan.
Al deseo ese as de corazones
que se excita en la boca de mi manga.
Le regalo al diablo mis ardores.
A la ternura mi alma desatada.
Le regalo a la vida mis temores.
A cambio, yo, me quedo con las ganas.
del libro Mar de Fondo. XXX Premio de poesía Ciudad de Jumilla.
Incluído en Contra Viento y maneras. Renacimiento Editorial

[/responsivevoice] Si te gusta #Javier_Ruiz_Taboada Clic para tuitear
Echa un vistazo a la siguiente entrada