DUELO DE POETAS

Alicia Borinsky(Poeta sugerido)

(décimas y octavas)

Donaciano
Hoy te reto Margarita
a que escribas del pecado,
que el amor no necesita
profetas, ni agua bendita.
Que ese amor que tu has probado
sólo está en tu cabecita,
al “cuore” no resucita
y es muy triste y desolado.

Margarita
Te aseguro Donaciano
que el amor que yo demuestro
no es de poesía… que es diestro
que no es un amor de hermano
sino que nació tan sano
que hoy está en mi corazón
y que alienta mi razón
vida… sueños… esperanza
y que la vida no alcanza
al medir su diapasón…!

Donaciano
Lo siento, mas no coincido
en tu noble apreciación.
Tus versos son del montón
y apreciar yo no consigo.
¡Pues a mi me importa un higo
que hables tanto del amor
y digas que es el motor,
si lo intento y yo no ligo.

Margarita
¡Lamento querido amigo
tu desairada respuesta
yo en el alma llevo puesta
tanta ternura que digo
que hay almas que yo bendigo
por hacerlas ya zafar
de su tristeza y andar
por la vida con mas sueños
que aunque sean muy pequeños
siempre alegría han de dar…!

Donaciano
Yo creo que tú confundes
tu nombre con esa flor
de la que luz y color
con el paisaje se funde.
Quieres hacerme pensar
en tus nobles sentimientos,
a otro ve con esos cuentos,
¡A mi me la vas a dar!

Margarita
¡Que pena me da poeta
pienses de tan feo modo…!
¡Yo jamás inclino el codo
soy sincera cual saeta
y mi versar es profeta
de sentimientos humanos
pienso que somos hermanos
en la vida hay que pensar
que no se debe pasar
e ignorar lo que pensamos…!

Donaciano
Menos pena. Tu recitas
un amor que es sin color,
ni sabor. Y si me incitas
ni tan siquiera es amor
pues que destila rencor,
y tus citas no son citas,
sólo palabras bonitas
para engañar al lector.

Margarita
¿Qué te pasa Donaciano
qué tal veneno destilas…?
¿Se han gastado ya tus pilas…?
¡Una pena es que tú hermano
me golpees con tu mano…
con tu lengua mejor dicho
y te arrastras como bicho
por lastimarme en mis versos
que si resultan adversos
no es mi intención ni capricho…!

Donaciano
Aquí se acabó la historia,
dicho sea con dolor,
entre un lindo ruiseñor
y una insigne meritoria.
Yo te tendré en la memoria,
te lo juro, Margarita,
mas no es mejor quien más grita.
Pongo el punto. Y después gloria.

Margarita
¡Dicho sea con dolor
Vos terminaste este dueto
que nació con gran respeto,
vos le cambiaste el color.
Agresivo fuiste… horror
que lastimó mi dulzura
y en duda con gran bravura
pusiste mi inspiración
y, no sé con que intención
lastimaste mi cultura…!

Donaciano
Pues que soy un caballero,
soy atento con las damas,
te diré que si tu me amas,
yo también a ti te quiero.
Que esta pugna entre nos dos,
esta diatriba, una treta
de dos amigos poetas
sólo ha sido. ¡Voto a dios!

Y al final yo me sincero,
tus versos, agua bendita,
son de AMOR ¡oh,Margarita!.
Y aquí me quito el sombrero.
©donaciano bueno

Margarita di Martino de Paoli, argentina, escribe poemas casi exclusivamente de amor y su contrincante, Donaciano Bueno, se lo reprocha. Todo, como se puede apreciar, en clave de humor. La autoría de los textos le corresponden a cada uno

POETA SUGERIDO: Alicia Borinsky

Alicia Borinsky

¿Así? ¿más fuerte?

Si vinieras esta noche me quedaría a esperarte
si te dejaras aconsejar por mí podríamos hacer un trato
pero encaprichada te alejas
vas a ver a tus hijos
te pierdes en un vendaval
regresas mojada desharrapada a pedirme un préstamo

Te lo doy te lo daría te lo refregaría por la cara
hijadeputa secreteas secreteas y a mí
de tus placeres de tus gastos de tus excesos
ni un indicio ni un gesto ni un pellizco
acá donde me gusta

Te queda mejor sin rouge

Su mejor amiga la convence de que salga así paliducha paliducha
pobretona vestida de marrón natural querida natural y ella
naturalmente deja que le salga la tristeza de adentro deja
que se le escape un paisaje de otoño gorriones ese alfajor
medio reseco que le dieron distraídos para que se callara la
boca de una vez mientras ellos hacían no sé qué cosa deja
que se le escape el hedor y la espesura de su aliento para
qué para que se espanten y le pidan por favor la próxima
vez quedáte en casa si te sentís así la próxima vez no
vengas ni llames ni me digas esta canzonetta es para vos no
deberías cantar sin cepillarte los dientes no deberías pavota
pavota le dice su mejor amiga y hay que ver cómo se ríe
con sus mejillas coloraditas y esos labios pintados con la
forma de tu corazoncito

Mascarita

Exangüe despintada la ciudad yace sin pulso. Los adolescentes hacen como
si vinieran
a resucitarla y grupos de turistas dicen a grito pelado que nunca estuvo más
hermosa
más accesible más tierna.

Mareados

Nada tienen de raro en esta ciudad
Recogen
…guardan
…transportan
¿hay algo que les sobra? ¿o es todo falta?

De un lado para otro como si no me viera. De un lado para otro con
la cabeza baja como si se fuera a desmayar o vomitar o caerse simplemente
porque es de noche y puede hacerlo qué importa otro
cuerpo tirado a esta hora en esta ciudad entregada ya a su destripamiento,
la hermana de Olivia hurga en la basura que acabo de
tirar, ve el sobrecito violeta con mi mensaje y lo deja en la vereda.

No puedo con su desprecio
pídanle que me mire
…ojos abiertos fijos en los míos
aunque me parta
…como un rayo.

¿tiene vuelto?

De nuestro amor me quedó
algo ácido
un dejo que me repite
pero no en el estómago

es en la memoria
querido en la memoria

lleváte la calle en que te conocí
devolvéme las ganas
y el resto:

todo para vos

amor fallido
pose número uno

¡se te fue la voz!

¿para qué dejar de cantar justo cuando empezaba a
Prestarte atención?

amor fallido
pose número dos

aquí había una vez una pareja que se peleaba todo el tiempo
cuando él quería un bombón
ella oía sacáte la bombacha
cuando ella le pedía masajes caricias números para jugar a la quiniela
él la llevaba a locales cabalísticos donde cuatro
hombres juegan al dominó día y noche

todo el tiempo discutían con palabras gestos
y chasquidos de lengua

todo el tiempo se husmeaban tocaban y
rechazaban

pero como ya se sabe la felicidad
tuvo que acabar

los hijos llamaron a abogados
psiquiatras trabajadores sociales

ayer cuando los vi
se sonreían serenamente en el café del shopping

cada uno con la bolsita de compras en la mano
tarjeta de crédito a su nombre
cabecita obnubilada por píldoras perfectas al
alcance de su presupuesto y del tuyo.
De “Tiernas y calculadoras”

poética

desdeñosa
haragana
mujer fatal
vulgar
sus apetitos clarividentes nos mandan al otro mundo

nos ha dicho mentira tras mentira
me ha involucrado en sus crímenes
ha logrado encarcelarme
y ahora insolente ensaya otro carnaval
me propone viajes escapatorias una vuelta al mundo en este
cuarto lleno de murmullos estridencias pelos sin señales

cortesana

se viste con ropa interior blanquísima
ensaya la entonación precisa
el momento de duda
para que él la ayuda

doctor doctor
amemos mis síntomas

expuesta
tendida
le invita
hagamos esto y lo otro
antes de morirnos
lo otro sobre todo

mientras su hija espera
obediente grave
en un vestbulo con revistas
y una señora de labios colorados.
De “Madres alquiladas”

correspondencia

Queridos:
Toda mi vida la he pasado buscando un desodorante a la medida de mi amor. Una fragrancia que hablara de un chalet con jardincito al frente. Tocadiscos sin música folklórica. Algo que acomode y borre la insinuación de otro cuerpo en el mío.
¿Cómo alcanzar esa invisibilidad virtuosa para mis oscuridades? ¿Dónde ocultar esos olorosos contactos de contrabandista? Mi sueño asimétrico exige una respuesta inmedia, la eficacia de veloces huídas hacia desiertos palpables.
De “Mujeres tímidas”

La venus de china piensa en hacer el amor

se había arreglado con lentejuelas con cadáveres arrimados al

fuego
se había hecho compresas de talco en las nalgas polvos de
arroz
pestañas postizas pezones pintados
ombligos perfectamente delineado

Debajo de la ducha juró el futuro orgasmo
Preparó el grito de placer
Urdió un prolijo amor desordenado

sábanas rojas almohadas tiradas en el piso medialuz de
perfumes
Música de arrabal
Qué tensión de caricias
Qué cuerpos calientes en el centro del mundo
De “La Venus de China”

tango

De tu voz recuerdo ciertas palabras
por la tarde en una calle de Buenos Aires
la impostación del tango
una cadencia en la charla y el abrazo

Pero sobre todo mis maniobras para seducirte
la felicidad con que supe amarme
el modo de ocupar tu lugar
cómo te robé las intenciones
el espejo
Mi cuerpo en tu deseo.
De “Buenos Aires”

Te sugiero seguir leyendo...
Era un sol de medianoche que soñaba con el cielo y en su sueño y…
Scroll Up