LOS MALOS HUMOS

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

 

Yo, si puedo, prefiero evitar gente que fume
aunque los malos humos, a mi no me molestan.
¡Ay de aquellos que de humo presumen en la testa!
su razón quisiera conocer ¿de qué presumen?.

Porque a mi parecer su molondra se halla infesta
o acaso su mollera rellena está de grumos
y aunque alguien de carca me tilde, yo aquí lo asumo,
aunque los malos humos, a mi no me molestan.

¡Y aún pueden disfrutar con lo que el humo apesta!
Decidme la razón, ¿qué hay dentro en su cabeza?
si ni surte efecto recordarles con crudeza(*)
pero los malos humos, a mi no me molestan

Por eso yo a la ciudad prefiero la floresta
pues mucho más me agrada inhalar algún perfume.
relax, tranquilidad, sin nada que a mi me abrume
aunque los malos humos, a mi no me molestan.
©donaciano bueno

(*) Las cajetillas de tabaco españolas llevan inscrito en su cubierta el lema “fumar mata”, “fumar puede matar” o “fumar daña gravemente la salud y la de vuestro entorno”

poesía-versos-poetas-poemas-literatura-escritores-cultura-libros-editoriales-formación escritores-asociaciones literarias-webs-noticias literarias-premios-concursos-talleres escritura-poética