QUERIDA INCONSCIENCIA

Medardo Ángel Silva (poeta sugerido)

EL POEMA Lee otros poemas ESPIRITUALES

 

De todas las amantes que he tenido
hay una que en mis sueños permanece,
que sale a relucir cuando amanece
tan solo de pensar quita el sentido,
y ajena, a la razón nunca obedece.

La misma que hoy me sigue y me persigue
y haciendo de rogar nunca abandona,
pues tiene fijación en mi persona,
no existe ni un remedio que mitigue,
si acaso la denuncio no perdona.

Me trae a mal traer si la castigo
pues ella siempre ha sido respondona,
no intento a ella enmendar, que es muy mandona,
me ignora si yo pienso lo que digo,
y muestra cual si fuera una fisgona.

Deduzco somos dos, tal para cual,
con ella ya nací y hoy ya no puedo
la vida torear, saltando al ruedo.
Presiento he de quererla por igual
así que amarla igual, lo sé, no debo.
©donaciano bueno

Consciencia e inconsciencia, compañeras de viaje? Clic para tuitear
Lee/escucha otros poemas, éstos de Medardo Ángel Silva

Medardo Ángel Silva

Ojos africanos

Ayer miré unos ojos africanos
en una linda empleada de una tienda
Eran ojos de noche y de leyenda
eran ojos de trágicos arcanos…

Eran ojos tan negros, tan gitanos,
vagabundos y enfermos, ojos serios
que encierran cierto encanto de misterios
y cierta caridad con los hermanos…

Ayer miré unos ojos de leyenda
en una linda empleada de una tienda
ojos de huríes, débiles, huraños.

Quiero que me devuelva la mirada
que tiene su pupila apasionada
con el lazo sutil de sus pestañas.

Se va con algo mío

Se va con algo mío la tarde que se aleja;
mi dolor de vivir es un dolor de amar;
y al son de la garúa, en la antigua calleja,
me invade un infinito deseo de llorar.

Que son cosas de niño, me dices; quién me diera
tener una perenne inconsciencia infantil;
ser del reino del día y de la primavera,
del ruiseñor que canta y del alba de Abril.

¡Ah, ser pueril, ser puro, ser canoro, ser suave;-
trino, perfume o canto, crepúsculo o aurora-
como la flor que aroma la vida y no lo sabe,
como el astro que alumbra las noches y lo ignora!

Amanecer cordial

Ah, no abras la ventana todavía,
es tan vulgar el sol!… La luz incierta
conviene tanto a mi melancolía…
me fastidia el rumor con que despierta
la gran ciudad… Es tan vulgar el día!…

Y ¿para qué la luz? …En la discreta
penumbra de la alcoba hay otro día
dormido en tus pupilas de violeta…
Un beso más para mi boca inquieta…
Y no abras la ventana todavía!

Las alas rotas

En continuas orgías cuerpos y almas servimos
a los siete lobeznos de los siete pecados:
la vid de la Locura de sus negros racimos
exprimió en nuestras bocas los vinos condenados.

Pálidas majestades sombrías y ojerosas,
lánguidos oficiantes de pintadas mejillas
se vieron coronados de nuestras frescas rosas
y en la Misa del Mal doblamos las rodillas…

Y acabado el festín -al ensayar el vuelo
hacia el puro Ideal- como heridas gaviotas
las almas descendieron al putrefacto suelo,
asfixiadas de luz con las alas rotas!

Tapiz

Los húmedos myosotis de tus ojos
sugieren claros lienzos primitivos
con arcángeles músicos de hinojos
y santas de los góticos motivos.

Copiaron esos místicos sonrojos
los ingenuos maestros primitivos
y dieron los myosotis de tus ojos
a sus Evangelistas pensativos…

Virgen de las policromas vidrieras,
los sahumerios y los lampadarios:
velan tus sueños todas mis quimeras
y, ante el cortejo de tus primaveras,
dan su mirra y olor mis incensarios.

Impactos: 6

Te sugiero seguir leyendo...
Yo quiero, cuando muera, que mis nietosdecidan si algo vale lo que escribo,conviene preservar, si es de recibo,o en cambio no merecen sus respetos.