LOS MALES DE ESTE MUNDO

Edel Juarez (poeta sugerido)

EL POEMA Lee otros poemas TRISTES

 

Vestirle, no nos sirve, de princesa,
los males que amenazan a este mundo,
olvídalo, no tienen solución.
Cuidarle no lo intentes, no interesa,
no pierdas un momento ni un segundo,
no entienden, no hacen caso a la razón.

Que el mismo ya ha nacido condenado,
los hombres, los que habitan esta tierra
haciendo gala van de su egoísmo,
no paran de mirar hacia otro lado
sacando a pasear la moto-sierra,
lamentos transformando en cataclismo.

No saben distinguir en la distancia,
colmando sus delirios de grandeza
disfrutan como gatos panza arriba,
se muestran tan preñados de arrogancia
que olvidan de mimar, les da pereza,
y pueden condenarla a la deriva.

Que el mundo, nuestra cárcel en la tierra,
lugar donde los hombres convivimos,
no encuentra quien la mime, quien la quiera,
obsesos que luchando en una guerra,
al tiempo que su tumba construímos
matando hemos de andar hasta que muera.
©donaciano bueno

Así es de triste, así es de real Clic para tuitear
¿Conoces a Edel Juarez? Lee/escucha algunos de sus poemas
Edel Juarez
diciembre cuatro
algo debe habitar en ti de las primeras noches,
del sol primario, de la vida más pura.
algo que los demás extraviamos,
desaprendimos u olvidamos.

algo debes saber de las palabras y sus poderes:
malabarista, hechicera,
jamás ilusionista.
tuya es la red más fina,
la distancia más amarga,
el plan más entrañable.

por ti dejo siempre un espacio en blanco en cada texto,
previendo que un día, con suerte,
puede que juegues con él.

deja a un lado los recuerdos

deja a un lado los recuerdos,
no pienso competir con lo que fuimos.
deja de soñarte entre mis brazos,
deja de decir “es mío”.
deja los planes que quedaron,
no me pidas que te cuente lo que nunca hicimos.

deja el camino que no andamos,
deja aquel hotel donde estuvimos.
deja el recuerdo de las sábanas,
el desayuno al pie del jardincito.
deja las caricias que inventé para asombrarte,
las palabras que te dije
y lo que fingiste no escuchar.

deja de buscarte entre mis líneas,
tú no apareces más, te he desterrado.

no habría que dejar de moldear las nubes…

no habría que dejar de moldear las nubes,
de pintar con gises el camino hasta mi casa.
no debes olvidar que con crayones de colores
una pared siempre dejará de ser un obstáculo.

yo no he perdido mi bloc de cuadros grandes y azules
y desde que volví a los patines no hay distancias insalvables.
a diario el chocolate con leche y la ropa por toda la casa,
el regreso obligado a las jugueterías donde por un tiempo no paré.

sólo recuperando el territorio,
peleando sin tregua contra la madurez,
puede uno esperar que el silencio no llegue.

mientras dure

no me importa mostrarme débil mientras escribo,
si aún no soy fuerte ni nunca lo he sido.
no he aprendido a amar como aquí juegan,
yo amo con los codos, con el sueño, con la voz,
no tengo objeción en no ser correspondido.
no me importa cuánto vivan mis amores,
yo amo mientras dura, mientras puedo,
mientras se vacía el vaso y emprendo mi camino.
no entiendo cómo aman los humanos,
por eso estoy aquí contigo, por tu duda,
por todo lo que no sabes ni averiguas,
por todo lo que das sin saber siquiera que tuviste.
amo tus alas, tus vuelos, tus caderas
donde termina mi noche, mi nostalgia.
no me importa que no entiendas que te amo,
que dudes y llores y preguntes y reclames,
yo te amo,
mientras dure.

a este corazón desvencijado

a este corazón desvencijado
que marcha a contratiempo,
que llega siempre tarde,
que arrastra los minutos
y no sale de tu calle.

a este corazón malhumorado
que estuvo en muchos puertos,
que no supo amarrarse,
que no me de la mano
y cruza sin mirar.

a este corazón que llama y cuelga,
que teme a las visitas,
que se apaga horas enteras,
que salta de improviso
y no recuerda lo que sueña.

a este corazón tan triste y a la espera
se le ha ocurrido amarte.

Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 4)

Impactos: 116

Te invito a dejar tu huella con un comentario. Gracias

Please Login to comment
avatar
  Subscribe  
Notify of
Te sugiero seguir leyendo...
Hay veces, cuando dudo, cuando piensoe incluso cuando dejo de pensar,me ocurre cuando empiezo a meditar,la mente ya no encuentra algún consensoque la haga razonar.