ME GUSTA LEER/

Rafael Sánchez-Mazas (poeta sugerido)

* Todos los derechos de los poemas publicados pertenecen a sus respectivos autores.
EL POEMA Lee otros poemas ESPIRITUALES

 

Yo llevo a pasear siempre conmigo
a un lado a mi cerebro y su talento,
gozando en compañía muy contento.
Y aunque es cierto no siempre lo consigo
converso con mi amigo y con el viento.

Me ayuda él a escribir algún relato
forzándome a parar cada momento
con su gracia y gracejo, con su acento
plasmando la pasión de algún retrato,
impactante el valor de su argumento.

Que a mi me gusta leer si es poesía,
así sea disfrute de la prosa,
que sale victoriosa en la porfía.
Y siento su dolor o su alegría
cual gozo de la espina y de la rosa.

Me gusta contemplar los sentimientos
e intento acrecentar la fantasía
que anima el despertar de cada día
me ocurre así a menudo con los cuentos
que creo o que no creo, mentiría.

Prefiero si lo expresa así, a las claras,
qué quiso allí decir el que escribía.
Disgusta suplantar al policía
o induzcan a pensar en cosas raras
que es noche, si es la noche y no es de día.
©donaciano bueno

Leer otro poema de Rafael Sánchez-Mazas

Rafael Sánchez-Mazas

Paseo de junio  (1894-1966)

Alguna vez hemos hallado una
casita verde y blanca, en el paseo,
a principios del mes de junio, alguna
tarde, cuando empezaba el veraneo.
Nos miramos los dos; quizá recuerdes
la tapia sombreada por los tilos
y el sueño nuestro de vivir tranquilos
en la casita de persianas verdes.
Nadie vivía. Hubiéramos podido
alquilarla quizá, nadie vivía.
¡Oh, qué dorada tarde enamorada!
Y ahora, bajo estos árboles de olvido,
tu alma ¿no tiene la melancolía
de la pobre casita abandonada?

Cristo

Delante de la Cruz, los ojos míos,
quédenseme, Señor, así mirando
y, sin ellos quererlo, estén llorando
porque pecaron mucho y están fríos.

Y estos labios que dicen mis desvíos,
quédenseme, Señor, así cantando
y, sin ellos quererlo, estén rezando
porque pecaron mucho y son impíos.

Y así, con la mirada en Vos prendida,
y así, con la palabra prisionera,
como la carne a vuestra Cruz asida,

quédeseme, Señor, el alma entera,
y así, clavada en vuestra Cruz mi vida,
Señor, así cuando queráis me muera[1].

No te pierdas todas las Noticias de hoy sobre Literatura
Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Impactos: 639

Comparte y disfruta!

0 0 0

1
Te invito a dejar tu huella con un comentario. Gracias

avatar
1 Hilos de comentarios
0 Responde al hilo
0 Seguidores
 
Comentario más reciente
Hilo de comentarios más popular
1 Autor del comentarios
Donaciano Bueno Autor reciente del comentario
  Subscribe  
El más nuevo El más antiguo El más votado
Notificar a
Donaciano Bueno
Invitado
Donaciano Bueno

Leer es el mejor ejercicio para el alma así como el paseo lo es para el cuerpo

Te sugiero seguir leyendo...
Quizás exista un día, quizás, no sé, que dios decida al fin salvar al mundo,no quiero que me pille a contrapiémas yo con mucho tino…

El día de la Poesía, ya pasó, pero sigue la poesía. Hagámosla viral!

Gracias por leer!
X myStickymenu