ABRIL, SÉ QUE ERA ABRIL

EL POEMA Lee otros poemas FANTÁSTICOS

 

Abril. Sé que era abril.
Yo supe que era abril porque las flores
sin rubor se mostraban vanidosas.
No me digas que no, pues que las rosas
no sabrían mentir. Con sus olores,
su aspecto tan gentil,
sus colores trazando garabatos
al sol que más calienta en el ambiente
van mostrando su cara sonriente
pintando de las flores sus retratos.

Abril, las aguas mil
verdean la floresta en la ribera,
comienza a despertar la lluvia fina,
la neblina se posa en la colina
y empieza a despintar la sementera.
Que abril es zascandil
y amante de dulzura y los amores,
convierte en saltarino al riachuelo
la calma se proyecta en un señuelo
la pradera se viste de colores.

Abril. Sé que era abril.
Yo supe que era abril, que primavera
es magia y es soñar y es fantasía,
la pena se trastoca en alegría,
es dulce el despertar de una quimera.
©donaciano bueno.

 

EN ABRIL, LAS AGUAS MIL – A.Machado

Son de abril las aguas mil.
Sopla el viento achubascado,
entre nublado y nublado
hay trozos de cielo añil.
Agua y sol. El iris brilla.
En una nube lejana,
Zigzaguea
una centella amarilla.
La lluvia da en la ventana
y el cristal repiqueteo.
A través de la neblina
que forma la lluvia fina,
se divisa un prado verde,
y un encinar se esfumina,
y una sierra gris se pierde.
Los hilos del aguacero
sesgan las nacientes frondas,
y agitan las turbias ondas
en el remanso del Duero.
Lloviendo está en los habares
y en las pardas sementeras;
hay sol en los encinares,
charcos por las carreteras.
Lluvia y sol. Ya se oscurece
el campo, ya se ilumina;
allí un cerro desparece,
allá surge una colina.
Ya son claros, ya sombríos
los dispersos caseríos,
los lejanos torreones.
Hacia la sierra plomiza
van rodando en pelotones
nubes de guata y ceniza.

 
Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Impactos: 21

Te invito a dejar tu huella con un comentario. Gracias

Please Login to comment
avatar
  Subscribe  
Notify of
Te sugiero seguir leyendo...
Aun recuerdo la imagen de aquella viejecita,su cara de traviesa, su cuerpo hacia adelante,intrépida y valiente con su andador rodantedesnuda ante el peligro de esa…