LLUVIA DE ABRIL

 

Era de abril un día muy lluvioso,
triste, en aquella tarde gris, tarde plomiza,
-amenazantes las nubes de ceniza,
en el momento justo en que el cielo se oscurece,
todo el ambiente se transforma en luctuoso-
atisbo el último haz que de la luz desaparece.

Ojeroso, el viento viajaba sin consuelo
arrastrando a su paso, verdiamarillas,
las hojas por el suelo,
arreboladas cual sonámbulas en una fantasía.
La luna, hasta ahora muerta, aparecía
guiñando un ojo entre el manto de acetato
del agua fina y tibia. Y las lentillas
dibujaban relampagueantes lagrimoso un garabato.

Amén de olfato, atenta la mirada
las casas por las ventanas sus ojos asomaban,
-eclécticamente apáticas, vistas cansadas-
atentas a que el próximo aguacero
se hiciera presente. La gente ausente,
vagaba ensimismada,
Y de repente
comenzó a descargar con furia tal el cielo fiero,
que hasta a Zeus, el dios de las tormentas en celo artero,
en su esfuerzo por amainar hizo impotente.

Dando saltos andaba, sendero pedregoso,
esquivando del suelo, provocadoras lagunas
fanfarronas. En tanto que ese cielo rencoroso
de gris achubascado
se iba engullendo con descaro las colinas
con pantagruelica fruición y sin dejar bocado.

De la niebla, en un virtual efecto, era un lamento.
La misma que resbalando de la noche
lanzaba sus dardos sobre mi flaco aliento,
desparramando su manto gélido y gris como un reproche
y en un momento
la vida definitivamente diluyendo se fue como un fantoche.
©donaciano bueno

Impactos: 2

Te invito a dejar tu huella con un comentario. Gracias

Please Login to comment
avatar
  Subscribe  
Notify of
Te sugiero seguir leyendo...
Y así encogido de hombros estoy en el paraje repasando el camino, harto ya de caminar, el andén solitario, yo ausente de equipaje, ¡para qué…
Abrir el chat
1
Hola! ¿amas la poesía? ya eres mi amigo. Te adelanto que mis poemas pueden ser reproducidos sin previo aviso siempre que me cites. ¿hay algo que te gusta/no te gusta/sugerencias? Anda, dímelo. Te escucho!
Powered by