DESCUBRIENDO CASTILLA

»Mi Poeta sugerido: Roxana T. E. Beltrán Velásquez

MI POEMA… de medio pelo Lee otros poemas SOCIOPOLÍCOS

 

Pastores andariegos, ovejas trashumantes,
tratantes de ganado, cabras en la cañada,
jamelgos que cabalgan y humildes rocinantes,
campos de mies baldíos, de tierra remojada.

Caminos pedregosos, senderos polvorientos
de música divina y de cantos gregorianos,
sembrando van sudores, de líquido sedientos,
librada en mil batallas de moros y cristianos.

Pequeños riachuelos con chopos en la orilla
-de zarzas junto al río, de moras y endrinales-
Tardes tornasoladas, dulces amaneceres,
bucólicos paisajes y cantos de abubillas,
antiguos monasterios y egregias catedrales.

Castillos moribundos, mesones y posadas,
de fuentes de agua clara y pozos con brocales,
de vides en las viñas, bodegas y lagares,
las eras en la trilla, los pinos y pinares
-las plantas olorosas, colmenas, los jarales-.

Labriegos sudorosos y aperos de labranza,
gaiteros glamorosos y de coros y de danzas,
Castilla silenciosa, Castilla recoleta,
casi siempre quejosa pero siempre discreta.

Terrenal paraíso de algunos soñadores
que proyectan sus sueños sobre aves montaraces,
refugio de ilusiones,- ilusos cazadores-,
perdices, codornices y otras aves rapaces.

Blasón de arte romano, buril de artes sagrados,
iglesias y devotos, sensibilidad del alma,
guerreros muy valientes, poetas afamados,
pueblos, casas de adobe de arcilla y de paja.

Castilla siempre humilde, pacífica y sencilla,
del pasado orgullosa y a su vez arrogante
-nadie en su sano juicio a tu historia mancilla-
¡Castilla siempre viva, mirando hacia adelante!.
©donaciano bueno

MI POETA SUGERIDO: Roxana T. E. Beltrán Velásquez

Roxana T. E. Beltrán Velásquez

Aquí estoy

Vengo por vos
a decirte que Madrid es pequeño
porque es grande tu amor.
Me gustó Sintra en Portugal
pero no me robó los ojos.
Aquí estoy, Cantarely,
con mi boleto del metro sin caducar,
con un boleto de avión adelantado
y los deseos de abrazarte las esperas diarias.
Aquí estoy
en el tercer mundo,
pero a priori en cada pensamiento;
con mis sueños Gaudianos entre tus manos.
Aquí estoy
mirando de cerca el camino de nuestra utopía,
tocando la sonrisa con mis versos;
con el olor de estos meses de extrañarnos.
Te traje arena nocturna de Cascais,
piedras de Italia, relojes de sol de Toledo,
dragones de Segovia, silencios del valle de los caídos,
y noches eternas sin ver el mar en el que surfeo contigo.
Aquí estoy
con mi documento de residencia vigente
y los pasos por los museos y palacios
para dejar que me escribas novelas en la espalda;
para crecer en las tardes de tu filosofía dialéctica
De regreso.
Aquí estoy con el protocolo del diccionario
desnudo, abierto…
Aquí estoy con el frío del invierno europeo
ardiendo junto a vos.
Aquí estoy con la aventura de irme
como un cuento.
Aquí estoy con mi exdirección en la calle Santa Engracia
sin necesidad de mapas, ni brújulas
yendo hacia vos.
De regreso a los besos que me besan
los besos de regreso.
Aquí estoy sin las ocho horas adelantadas,
de regreso.
Dejando que me desnudes los sueños
en la habitación de Van Gohg.

De regreso

Caminando por atardeceres grises, lluviosos,
sobre las calles de un Madrid desconocido
pienso en mi tercer mundo tan lejano;
luego regreso a llorar mis versos gaudianos
con maestrías de la Real Academia Española
para esperar desesperada en un pueblecillo
a que mi tercer mundo crezca…
Conceptual me traje la tristeza de los parques sin niños,
la gala de los museos repletos de turistas,
la soledad de esos túneles de narrativa sartreana
y mi huella existencial lacerada de absurdo
hoy soporta la impotencia ante el destino
para esperar desesperada que mi paísito razone
con sus propias ideas…
Humanista;
conmocionada de razones y de sin razones,
traspasada de fronteras y de mares tan distintos
mi poesía se estremece entre relatos de trenes
y una ciega libertad en tesitura dolorosa
universalizada en desamparo, afectiva en el asombro
de regreso…
Camino por mis calles que no tienen gusanos subterráneos
Y pienso que tenía seguro mi boleto de regreso.
Traje música de España, traje dragones.
Traje relatos de gente que se masturba en el metro.
Un asco negro por la guerra,
y direcciones contadas en minutos.
El frío de ávila me mira hoy sobre mi playa
Las murallas no existen aquí
O son invisibles…
Me traje un alcázar para nosotros
La foto del escorial y el puente de los rebeldes
Me traje las calles de toledo para narrarles cuentos a los niños
Hoy de regreso aquí, reconozco de nuevo
que las cosas sencillas me alimentan
sin protocolos de escozor
sin fingimientos,
aun cuando mi tercer mundo aun no crezca
tiene la magia del niño que desnudo camina sin prejuicios
ante los ojos adultos.

Metáfora imperecedera

Horas declinantes que se deshacen en el polvo,
árbol podado soy que está sufriendo,
quiero romper esta corteza que me ahoga
y desplegarme por un aire nuevo.
siglos… la vida me lleva.
Boga en mí el tallo que asciende
en doloroso existir a inventar un roce nuevo al aire
y a la luz; pero…
árbol podado soy que está sufriendo
árbol podado soy que está sufriendo
El dolor es angustia, congoja, tormento.
Todo se escapa en un momento…
¿Porque quieren que me quede en silencio?.
Me borran la palabra que escribo,
árbol podado soy que está sufriendo.
Me amarran la luna a un desierto.
Árbol podado soy que está sufriendo.
Metáfora imperecedera del poeta
que habita descalzo esta tierra,
este aire pobre que le arranca pedazos
en la desventura de vivir.
Siento que brota de mi brazo un trozo
de sustancia abstracta,
de extraña materia.
Un pedazo de otros que han escrito antes,
una consonancia rítmica, secreta,
un segmento de universo que me duele
una soledad enloquecida en ella,
un sufrimiento intenso en mutis;
una escena repetida mil veces.
Absorta en el proceso ya no siento
en trance en el misterio de la palabra que nace,
en éxtasis de arpegios nuevos, nuevos versos,
me redefino árbol soy que grita al cielo.
Pero alguien me dice: !poeta, silencio!
Y árbol podado soy que está sufriendo.
Árbol podado soy que está sufriendo.
Pero luego surge una hoja, una flor,
un brote nuevo.
Y regreso.

Beso

La palabra beso besa,
besuquea, muerde, acaricia,
acosa, aceza, aproxima…
La palabra beso viene,
persuade, seduce, enloquece,
silencia, mueve, imagina…
Tiembla, murmura,
se acerca, llega, explota…
Obsesiona, susurra.
La palabra beso atrapa,
desnuda, acusa, decanta,
despierta, retiene y besa.

Desdesiertos

Tiras de mí, suave, certero;
vienes del sorbo a borde del labio sediento,
vienes del eco óntico divino,
de la cabal idea, de la espera metafísica
y me enjambras de emociones.
A pique en frenético entregarse
le ofrendo la entraña del volcán,
la tierra fértil, la mirada abierta.
Alud de gozos en el regocijo de los hallazgos,
en el dolorido luchar por ser distintos,
los dos forcejeando por el mundo,
saltándonos los muros, rasgándonos la piel…
Acostados sobre las pancartas
en el abandono del mundo,
siguiéndonos a donde queramos ir;
buscando las metáforas entre los días comunes
por el barullo de las calles vamos,
locos, anaranjados de sonrisas…
Desdesiertos.

Sonsonate

Mi Sonajero…
Cuanto te quiero!
Mi son son-ido…
Mi son son-oro…
Mi son son-risa…
Mi son son-rojo…
Cuarenta fones…cuarenta fones…
Son. Son. Son. late…
Que yo te ate
A mil cocoteros
Para besarte
Amor entero…
Cuarenta fones…cuarenta fones…
Son. Son. Son. Late…
Cacao… bálsamo negro…
Maderas finas…tardes salinas…
Haciendas, pueblos…mi amor eterno!
Tardes de orquídeas…
Tu independencia fue en un febrero,
Ciudad palmera, ciudad de cimas…
Mi Son, Son-etno…
Muchos tus ríos, fértil tu tierra,
Renglón riqueza donde yo crezco. Mi amor primero!
Mi Sonajero…
Ojitos de agua, agua abundante de loco encanto,
Te quiero tanto!
Que yo te ate
A mil cocoteros,
Mi Sonsonate,
Cuanto te quiero!
Voy a besarte
Amor entero…

Casi

Tengo una contorsión inverosímil
de un verso irreverente que me duele…
Tengo un impulso atorado
a medias de la palabra razón cuando razono…
Tengo una canción de protesta
que no logro escuchar cuando la canto…
Tengo un poema entre ceja y ceja
agrietando la impasividad de mi hora cotidiana…
Tengo una muerte que no quiere existir todavía
y me extraña; una libertad tras la reja de la fantasía…
Tengo tres puntos suspensivos para apagar las luces
y seguir hablando a tientas…
Tengo una agonía en la respiración de mi no-boca
que me dices que me amas desesperadamente…
Tengo una inexistencia entre tantos años
ordenados como libros…
Tengo una ternura que cae desde tu cabeza a mi pecho
en la crisis de sabernos semidioses de cristal…
Tengo el grito de un silencios de una semidespedida
desnuda e inverosímil…
Tengo grietas nebulosas con el sabor al niño que escondes
en tu imagen de Dios.
Tengo una deshilvanización de mi fuerza
en la línea que has escrito en mi miedo silencioso…
Tengo una presión en las manos que se enraiza a los versos
que estoy por escribirte…
Tengo una piedra brillando en una situación oscura
que traduzco a un espacio inaudito…
Tengo tres puntos suspensivos enlazados a tres puntos suspensivos
entre el origen y el final de una frase que lo explica todo…
…Tengo casi un sueño hasta la muerte en exageración!

También te puede interesar...
La vida me ha dado a mi el…

¿Poesía?

X
Scroll Up