MANUEL GUTIÉRREZ NÁJERA

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Manuel Gutiérrez Nájera nació en México en 1859 y falleció en 1895. Fue un gran admirador de los poetas del simbolismo francés, sobre todo de Verlaine, Musset y Gautier. En su obra puede hallarse un ferviente gusto por lo clásico con un toque afrancesado y, aunque nunca salió de México, supo ofrecer una poesía empapada de los estilos europeos que tanto estaban influenciando a los autores latinos.
Publicó fundamentalmente poemas amorosos a través de los cuales dejó en claro su deseo de que las formas españolas se fusionaran con las francesas para ofrecer una poesía más completa, libre y auténtica.
Entre sus obras más destacadas se encuentran “La mañanita de San Juan”, “La duquesa Job”, “Cuentos frágiles” y “Cuentos de color de humo”. En 1896 toda su obra lírica fue recogida en una antología completa titulada “Poesías”.
En nuestra web podrás leer algunas de sus creaciones, tales como “Efímeras”, “La serenata de Schubert” y “Resucitarán”

POEMAS Leer a otros de mis MAESTROS
 

RESUCITARÁN

Los pájaros que en sus nidos
mueren, ¿a dónde van?
¿Y en que lugar escondidos
están, muertos o dormidos,
los besos que no se dan?

Nacen, y al punto traviesos
hallar la salida quieren;
¡pero como nacen presos,
se enferman pronto mis besos
y, apenas naces, se mueren!

En vano con raudo giro
éste a mis labios llegó.
Si lejos los tuyos miro . . .
¿sabes lo que es un suspiro?
¡Un beso que no se dio!

¡Que labios tan carceleros!
¡Con cadenas y cerrojos
los aprisionan severos,
y apenas los prisioneros
se me asoman a los ojos!

¡Pronto rompe la cadena
de tan injusta prisión,
y no mueran más de pena,
que ya está de besos llena
la tumba de mi corazón!

¿Qué son las bocas? Son nidos.
¿Y los besos? ¡Aves locas!
Por eso, apenas nacidos,
de sus nidos aburridos
salen buscando otras bocas.

¿Por qué en cárcel sepulcral
se trueca el nido del ave?
¿Por qué los tratas tan mal,
si tus labios de coral
son los que tienen la llave?

-Besos que apenas despiertos,
volar del nido queréis
a sus labios entreabiertos,
en vuestra tumba, mis muertos,
dice: ¡Resucitaréis!

Haz clic en este paginado para seleccionar:

¡Ardo en ascuas por conocer tu opinión! ¡Anímate a comentar!