Dos temas, dos versos, una idea

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Perdone que le insista señorita
que usted va desatando las pasiones,
eleva la ilusión a corazones
e ignora que a los hombres les excita
el ver como se mueven sus tacones.

Cansada de vagar, ensimismada,
cual viento que se posa en sus mejillas,
poniéndose de lado, de rodillas,
y dándole en la espalda una palmada
osó aparcar a un lado las rencillas.

Dos versos he escrito hoy, dos experiencias,
dos temas, ejercicios, dos ideas,
dos sueños convertidos en vivencias,
dos razones no más para que leas.

Una canción, un verso, una sonrisa,
un susurro en la misa, una plegaria,
una frase que avanza solitaria
del pérfido perfil de una cornisa.

Si tú escribes, tendrás que ser iluso
cual Sancho fue en la isla Barataria,
de la quimera urdir tu iluminaria
haciendo de las letras un buen uso
y de la ilusión, la verdad palmaria.

©donaciano bueno

 

¡Ardo en ascuas por conocer tu opinión! ¡Anímate a comentar!