HAY QUE DECIRLO

Mi Poeta sugerido: »Carlos Alberto Palacio

EL POEMA Lee otros poemas SOCIOPOLÍTICOS

 

Es triste, mas preciso, hay que decirlo,
que en estas sociedades avanzadas
mujeres hay que son apaleadas
teniendo a un mal marido que sufrirlo.

Es triste, y es preciso, hay que decirlo,
que aquí donde a los males se rehuyen
hay padres que a sus hijos prostituyen
así la sociedad no quiera oírlo.

Es triste, y es preciso, hay que decirlo,
que amén de que los toros lleven astas
hay curas que además son pederastas
así que siempre traten de fingirlo.

Maestros que a los niños adoctrinan,
a base de meter en sus entrañas,
sus filias y sus fobias y patrañas,
de forma que el futuro les arruinan.

Ladinos hay, políticos que mienten;
nacieron para ser predicadores,
y en tanto que ellos son los bebedores
en viñas que otros poden y sarmienten.

Reptiles, mas no sapos ni culebras,
ni ratas ni lagartos pestilentes,
mas unos que presumen de indigentes
y exigen al zurzir de oro las hebras.

Es triste, mas preciso, hay que decir
que hay tipos que mejor se hubieran muerto
justo antes que llegaran a buen puerto
o acaso en el momento de parir.
©donaciano bueno

Dios debiera de cernir a los humanos por una criba en la que solo pasaran los buenos? Clic para tuitear
POETA SUGERIDO: Carlos Alberto Palacio Lopera

Carlos Alberto Palacio

CASI MIL AÑOS A BORDO DE CATORCE VERSOS

Me desordeno, amor, me desordeno
Carilda Oliver Labra, 1946

Me desordeno, amor, me desordeno
cuando voy en tu boca, demorada;
y casi sin por qué, casi por nada,
te toco con la punta de mi seno.

Te toco con la punta de mi seno
y con mi soledad desamparada;
y acaso sin estar enamoradame
desordeno, amor, me desordeno.

Y mi suerte de fruta respetada
arde en tu mano lúbrica y turbada
como una mal promesa de veneno;

y aunque quiero besarte arrodillada,
cuando voy en tu boca, demorada,
me desordeno, amor, me desordeno.

A veces

La dicha está volando a ras del suelo,
Tentándonos, lanzándonos señuelos;
Y aún así perdemos las perdices,
a veces no queremos ser felices.

Sabemos bien dónde esta hundido el oro
Pero si hay que nadar tras el tesoro
Somos los más cobardes aprendices,
a veces no queremos ser felices.

No digo que todo esté bien
ni que no exista el dolor,
Pero el que busca un empate
sale perdedor.

Algo le falta al discurso que vende el recurso de nunca arriesgar
¿no ven que la vida es un curso para un funeral?

La terquedad del mar enamorado
Se ve mejor desde el acantilado,
Pero, ya ves, nos pesan las raíces,
a veces no queremos ser felices.

No es el dolor del salto equivocado,
Es el rubor por nunca haber saltado
Lo que al final nos deja cicatrices.
A veces no queremos ser felices.

Rubia como la Monroe

Hey, vamos a ver, que tal nos ha tratado el día
vos, a punto de arder, y yo con mi melancolía
volveré a tomar el tren, hasta tu saliva
y haremos igual que ayer, pero vos arriba.

Bien, puedo que no, tengamos el dolor resuelto
okay, te digo yo, que importa si al final te encuentro
rubia como la Monroe, tibia como el leño
bella como el arte qué, mala como sueño

Para el loco veneno que sos, no tengo antídoto
te veo atípico, me cuesta hablar
no me mata el … que soy
deporte atlético, pero hasta el pánico
te puedo amar.

Te veo aquí, con ojos verdes asesinos y con vientre de jabón, por tu lengua que me espía, voy a ser James Bond

Rubia como la Monroe, tibia como el leño
bella como el ….
mala como sueño

Para el loco veneno que sos, no tengo antídoto
te veo atípico, me cuesta hablar
no me mata el … ni soy
deporte atlético, pero hasta el pánico
te puedo amar.

Yo que te deshielo, que te insulto
que te traigo un jacinto desplomado
yo que te apruebo la melancolía
yo que te convoco a las sales del cielo
yo que te zurzo okay
cuando vas a matarme a salivazos héroe
cuando vas a molerme otra vez bajo la lluvia
cuando, cuando vas a llamarme pajarito y put@
cuando vas a maldecirme, cuando, mira que pasa el
tiempo y ya no se me aparecen ni los duendes, y ya
no entiendo los paraguas, y cada vez soy mas sincera,
si te demoras, si se te hace un nudo y no me encuentras
vas a quedarte ciego, si no vuelves ahora, infame, imbécil, torpe, idiota, voy a llamarme nunca, pero
no importa, bésame, otra vez y otra vez para encontrarme
ajústate a mi cintura, vuelve, se mi animal, muéveme
adormiremos como homicidas que se salvan atados a una
flor incomparable, y a la mañana siguiente
cuando cante el gallo, seremos la naturaleza
y me pareceré a tus hijos en la cama
vuelve, vuelve, atraviésame a rayos
hazme otra vez una llave turca pondremos
el tocadiscos para siempre, ven con tu nuca de infiel
con tu pedrada, júrame que no estoy muerta
te prometo amor mió la manzana.

Unas son de cal

A veces soy todo en color
y la mañana es la fiesta con invitación
y allá voy, limpio del cuerpo despierto
y abierto al amor.

A veces si, a veces no
hay mil aromas a viernes
y hay días sin sol con dolor
pero la vida es la herida que me prefirío.

Unas traen dolor, otras traen miel
y otras mas herido sin saber quién fue
una el eslabón, otra la cadena,
una son de cal y otra de arena.

A veces luz, beso en abril
a veces todo es silencio y miedo a seguir
es así, día sin día y días para bendecir
sé que esta vida es un arma mortal
y que vivir es el fuego

Pero si hay dolor, miedo tempestad
siempre te salvas con besos

y allá voy, limpio del cuerpo
despierto y…

Yo no voy a parar

A los 16 viajábamos Cool
Sentados sobre nuestra cera
La calle era el tren y el barrio era el club
No importaba que viniera

Quisimos volar y soñamos un gol
Y asesinamos las ventanas
El Crash del balón y luego a correr
de miedo de doña Julana

Todo fue sin miedo y sin dolor
Y después el acelerador

Primero el café
Después el billar
Y el sexo que nos arrincona

Y como crecer y a donde fumar
Que hacemos con tantas hormonas

Cambiamos de luck de calle de andén
De música y de catecismo

Llegó la mujer que nos bautizo
Ya no seriamos los mismos

Hay que ver como cambio el color
Desde que nos encontró el amor

CORO
Yo no voy a parar
Yo no voy a parar
Los años corren pero todo sigue igual

Yo no voy a parar
Yo no voy a parar
Yo sigo el sueño a donde tenga que llegar

Cortamos la flor del bien para ver
que el mundo no era en blanco y negro
Cargamos de amor
Repletos de fe
Temidos por curas y suegros.

Y respirar

Ni vos tenés que ir al sur
Ni yo dejar de servirte el desayuno.
Lo que quiero decir es que aunque muera por vos
Antes del dos estaba el uno.
Que somos un par de impares
Ajustando sus radares.

La vida se deja pintar
Si cada cual suma su trazo.
Hay que entender que de idolatrarse
a intoxicarse hay sólo un paso,
Hay que sacarse de la boca
Las promesas que sofocan.

Y respirar y respirar,
Tienen jardines los palacios.
Vos respirar, yo respirar,
Dejar espacio.

Champán es champán, ron es ron
Juntos son un arpón que me indigesta.
Sumar, a sumar yo me sumo
Y que dos se hagan uno es una resta.
Soy digamos tu portero, pero cierro cuando quiero.

Nada de arder juntos para fundirnos,
Cada cual en su revista hace de protagonista
Porque el sol brilla lejos del mar, porque el fuego pide viento
Y las llamas tienen que
respirar y respirar, como en el agua los batracios.
Vos respirar, yo respirar, dejar espacio.

Y respirar y respirar
Tienen jardines los palacios.
Vos respirar, yo respirar,
dejar espacio.

Vivir

No hay que esperar volver de vacaciones
Para entender lo bello del hogar
Los vicios entre dos, las seducciones
De una mujer desnuda en un altar

No hay que esperar las sobras del mecenas
Ni al productor famoso hay que esperar
Tenemos las canciones en las venas
Y es un pecado estúpido callar

No hay que esperar por nada en esta vida
Tarde o temprano vamos a partir
Para tener la muerte entretenida
Solo hay que vivir, vivir, vivir

No hay que esperar al hombre de tu vida
Sal a buscarlo a gatas en el tren
Si ese no fue después de la partida
Al menos deja el sexo que esta bien

No hay que esperar al cielo de los justos
Si esta justo en un labio de mujer
En el vino barato que degusto
Y en los vicios que aún tengo que aprender

No hay que esperar por nada en esta vida
Tarde o temprano vamos a partir
Para tener la muerte entretenida
Solo hay que vivir, vivir, vivir

No hay que esperar juntar unas monedas
No existen ni el ayer ni el por venir
Hay que gastar los días que nos quedan
Que pueden ser o dos o diez o mil

No hay que esperar pronósticos del tiempo
Hay que seguir sin cartas ni tarot
Mirar atrás es un error violento
O que lo diga la mujer de

No hay que esperar por nada en esta vida
Tarde o temprano vamos a partir
Para tener la muerte entretenida
Solo hay que vivir(x7)

Para tener la muerte entretenida
Solo hay que vivir, vivir, vivir, vivir.

Usted sabe que te quiero

No ponga esa jetica así
Como de decepción
Yo que de modales
No aprendí lección

Pero aunque mal hablado
Y deshilado el pantalón
Usted sabe que te quiero corazón

Ta’ claro que voy lento
Soy consiente que hablo mal
Pero pienso de que es algo temporal

Habremos mucha gente
Que soñamos mejorar
Usted sabe que te quiero
y al final.

No importa más
No importa más
No importa nada más

No importa más
No importa más
No importa nada, nada mas

Tu, Buena como el pan de miel
Yo cero en religión
Tu alérgica a las manchas
Yo al jabón

Distintos como somos
Pa’ que hacernos al dolor
Si usted sabe que te quiero corazón

Y en lo que haya que hacer prometo
No hacerlo nada mal
Leer, buscar, pensar, crecer, callar

Prometo dar todo decir
Par que no te vas
Usted sabe que te quiero
y al final

No importa más
No importa más
No importa nada más

No importa más
No importa más
No importa nada, nada mas.

Una silla en el bar

Sea para bien o para mal
Termina el show y el funeral,
Mira qué suerte: Yo quiero quererte sin punto final.

Tendrán su fin ron y mezcal
y procesión y bacanal;
es una suerte que quiera quererte sin punto final.

Y no es que me trague esa mie*** de la eternidad,
es sólo que siempre te guardo una silla en el bar.

Llámalo afán para sufrir,
llámalo El Club del Mal Vivir
y está bien dicho: Me apunto al capricho de amarte y sufrir.

Para apostar el comodín,
para arriesgar reina y alfil,
pa’ las que sea me pica la idea de amarte y morir.

Y no estoy diciendo que nunca se va a terminar,
es sólo que siempre te guardo una silla en el bar.

Y no es que me trague esa mie*** de la eternidad,
es solo que siempre te guardo una silla en el bar.

Te sugiero seguir leyendo...
¿De qué sirven los dioses si en Nepal las tripas de la tierra hoy se…

Busca poemas entre más de 3000 poetas sugeridos

X
Scroll Up