Una ventana abierta

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Una ventana abierta y un horizonte incierto,
una nube en mis ojos de apacible silencio,
una calle vacía de aceras sordas. Siento
el suspiro del agua, la música del viento.

Lágrimas desperdigadas en ese mar abierto
salpicando el paisaje, sembrando sentimientos,
afectos que han lamido su vigencia a destiempo,
corazón que fue herido y de sinsabor ha muerto.

Paisajes que han huido, que no son siquiera nuestros
pues no han sobrevivido, los ha matado el tiempo,
besos en duelo abatidos que hoy son de otros dueños
y un penoso camino que apunta hacia el averno.

Calma chicha, nostalgia que inunda mis recuerdos,
paz, placidez, tristeza que quedarán desiertos,
la historia de una vida o el final de un mal cuento,
un adios, despedida y un repetir lo siento.

©donaciano bueno

¡Ardo en ascuas por conocer tu opinión! ¡Anímate a comentar!