¡MALDITA CIÁTICA!

Mi Poeta sugerido: »Leonardo de León

EL POEMA…de medio pelo Lee otros poemas de HUMOR

 

Hoy vengo aquí a quejarme de la ciática,
que no es linda mujer esta señora,
mas alguien te visita en mala hora,
sin avisar, de forma errática.

Y así no abras la puerta, ella es fanática,
si intentas evadir, se pone histérica.
Horrible esa malade tan colérica
que a tu columna hiere y es traumática.

Maldita esa afección tan puñetera,
que al nombre del Señor le toma en vano,
sumerge en ese mundo asaz freudiano,
si en mi mano estuviera la zurciera.

Si un día te visita, estás perdido,
confiando puedes irte ya a la iglesia,
prepara a padecer mejor de amnesia
que un mes o acaso dos te habrá jodido.
©donaciano bueno

El término ciática describe los síntomas de dolor de pierna (y posiblemente de hormigueo, adormecimiento o debilidad) que empiezan en la parte inferior de la espalda y pasan por los glúteos y el nervio ciático mayor en la parte posterior de la pierna.

POETA SUGERIDO: Leonardo de León

Leonardo de León

Intersecciones

Cuando me otoño tú me primaveras
y me praderas mientras me colinas
te barco entera cuando me marinas
te viento fuerte si me cordilleras.

Te nido cada hueco si me hogueras
te astro los rincones si me estrellas
te paso y peregrino si me huellas
te útero si tú me calaveras.

Si yo te manicomio, me locuras
me aguas por los ojos si te río
me hiedras mientras yo te escalofrío

te verso cuando me literaturas.
Te apetito, me bocas y me ancianas
te ocaso y cada noche me mañanas

Poesía

Un poeta no vive de la luna
ni de noches leudando en el desvelo:
la sílaba que elude su señuelo
ya estaba en el berreo de su cuna.

Lo cercan las palabras y ninguna.
En la hambruna del lápiz, su consuelo
se sacia con la sed que corre el velo
de otra noche, otra infancia y otra luna.

Su patria es una grieta temblorosa
que ahonda por sí misma hasta su entraña
y late como un eco en la montaña

y grita y se despeña y no reposa.
El poeta no es hombre de esta vida:
anda afuera buscando la salida.

Fonomenología

Locura rima con literatura
y mente es consonante con corriente
no es raro que con gente rime puente
si lectura coincide con montura.

Asombra que tortura y hermosura
se oigan como hermanas, y siguiente
coincida con presente, igual que frente
con caliente, cura con sepultura.

Está claro el idioma, con amor
riman ardor, temor, y con destino
rima inclino, camino y asesino

así como escritor con impostor.
¿Es pura coincidencia que con rima
rime lima, racima y pantomima?

Cruci-ficción

La sílaba destella pero falla
se muere apenas oye su sonido
y busca en el acento su perdido
corazón de torrente y de muralla.

El metro es una brújula que estalla
y busca en los fragmentos su sentido:
borrosas coordenadas de un roído
alfabeto que adora su batalla.

Se pierde en las trincheras el mensaje
y mira alrededor: palabras muertas
que esperan otro cuerpo ante las puertas

de la hoja, ese pálido pasaje.
Poeta es quien escucha al fin y al cabo
el ritmo de otra cruz sobre su clavo.
De El hacha del bufón (2018)

Y solo

No escribo para nadie, escribo solo
como el agua que nombra la garganta
la letra nombra al lápiz, no me espanta
la sombra del lector que no controlo

no me duele escandir ni el protocolo
de guardar los poemas en la santa
polilla de un cajón que se agiganta
tragando lo que pienso, lo que inmolo

en la tarde incendiaria de palomas
deformes, desfondadas, al abismo
segundo tras segundo soy el mismo

que en un prado de blancos y de comas
rebusca la palabra, el nombre inmundo
donde ovilla mi grito para el mundo.

En el país de Carrollicia

Silaescribo el poema, versitoco
palabras, desficorren por el filo
piesiento noslancólico, agujilo
y bordo espadachillos, luciloco.

Nubestrellas, ardores, la soluna
palomaires cruzando el paginaje
si nalta un pescarroyo, es un lencaje
de ojobrillos la siel de la laguna.

Ramaíces vueltierran la otoñera
(verainvierno pero relojuntado)
refresombra un sombrejo, siamesado:

la muervida vifunta y verduñera.
Silengrito el herror del diccioterio
Carrollicia se ríe carcaserio.
De El bardo bifronte (2019)

Te sugiero seguir leyendo...
Tú pasas junto a mi cuando paseo ¿quién eres tú? Me miras, yo te veo…

Busca poemas entre más de 3000 poetas sugeridos

X
Scroll Up