PINTANDO EL CIELO

EL POEMA Lee otros CUENTOS

 

Hoy me he subido a un banco para acercarme al cielo,
cogerle con la mano, pintarle de amarillo,
hacerle más cristiano provocando el deshielo,
sentirle más cercano y hacerlo más sencillo.

Y el banco se ha quejado diciendo no resiste
pues yo con gran empeño su cuerpo le pisaba,
si no me bajo pronto le voy a hacer un quiste
me dijo mientras triste su alma se desangraba.

Que a veces uno pisa para ensalzar a ajeno
en tanto a otro se humilla y en el dolor se abrasa,
sembrado de altruismo, se expande algún veneno
a quien simple pasaba camino hacia su casa.

Me dijo, mira niño que el cielo tú decores
es algo muy loable, que quede más bonito,
mas ten mucho cuidado no saques mis colores
por dios, si no te importa, levanta el pié un poquito.
©donaciano bueno

¡Ay! ¡Transportad mi corazón al cielo!
(Carolina Coronado)
Ángeles peregrinos que habitáis
las moradas divinas del Oriente
y que mecidos sobre el claro ambiente
por los espacios del mortal vagáis.

A vosotros un alma enamorada
os pide sin cesar en su lamento
alas, para cruzar del firmamento
la senda de los aires azulada.

Veladme con la niebla temerosa
que por la noche ciega a los mortales,
y en vuestros puros brazos fraternales
llevadme allá donde mi bien reposa.

Conducidme hasta el sol donde se asienta
bajo el dosel de reluciente oro
el bien querido por quien tanto lloro,
genio de la pasión que me atormenta.

¡Ay! Transportad mi corazón al cielo,
y si os place después darme castigo,
destrozadme en los aires y bendigo
vuestra piedad y mi dichoso vuelo.

pág. anterior
siguiente

Te invito a dejar tu huella con un comentario. Gracias

avatar
  Subscribe  
Notify of