SIN ELLA NO SÉ LO QUE HARÍA

»Mi Poeta aquí sugerido: Jerónimo Alayón

MI POEMA…de medio pelo Lee otros poemas FANTÁSTICOS

 

Escribir un buen verso es muy sencillo
pues basta con juntar cuatro palabras
fingiendo o simulando que las labras
e intentas afinar con tu cepillo.

Un verso así escribir, es de aprendices,
tan simple como hacer un garabato,
tratando de rimar pasando un rato
y dar con la palabra de narices.

Escribir un poema es otra cosa,
no sirve que tú escribas a voleo
aquello que observaste en el paseo
acerca de una nube o de una rosa.

Que un poema no es bueno si en su entraña
no se halla de emoción su aditamento,
la brisa, la pasión o el sufrimiento,
que afecta al corazón al que le araña.

Veneno que se inyecta por la vena
y todo lo que toca contamina,
que en eso de gozar es una mina
y a aquel el que lo prueba le condena.

Bendita sensación la poesía,
supino ese alimento para el alma
con él llega el placer, llega la calma,
sin ella yo vivir no sé qué haría.
©donaciano bueno

#Son merecidas sus alabanzas? Clic para tuitear
MI POETA SUGERIDO: Jerónimo Alayón

Jerónimo Alayón

POEMA DEL TRICICLO #1

Su infancia es una postal sin destinatario
….su mirada es la crisálida del silencio

Aunque tenga triciclo
….el poeta niño no sabe de calles ni extravíos
….(intuye que hay versos exentos de palabras)

Entiende que la vida es
un poema de pedales recios
….(más tarde lo recordará)

A veces detiene el triciclo
….mira el mundo
….(ese poema del eco)

El poeta niño aún no es poeta
….la poesía también es
ese prodigio de lo que espera por su ser

POEMA DEL TRICICLO #10

El poeta ha chocado su triciclo
contra el de otro poeta
….el otro poeta es una poeta
….ella lo ha mirado con miedo
….él le ha hurtado la mirada
….(le ha dejado el miedo)

En la noche
….la poeta extraña sus ojos
….los del acta de nacimiento
….aquellos que solo miraban

El poema
….de cuando en cuando
….es un miedo enmascarado con palabras ajenas
….una jaula prisionera de su ave

POEMA EN BICICLETA #4

El poeta estaciona la bicicleta
….se acerca a la baranda del puente
….piensa en Ofelia
….en dejarse caer
….en dejarse doler
….cuenta gaviotas para Alfonsina
….no es martes 25 de octubre
….lo sabe
….aún no hay edredones de musgos escardados
….aún su tristeza es de capullo

POEMA EN BICICLETA #8

La poeta
….como todos
….tiene remiendos en el horizonte

El poeta ha descubierto la impostura
….el corazón de una mujer
es un poema de palabras boreales
….quien lee en él
debe saber el lenguaje de los mares sin luz

El poeta ha naufragado
….una bicicleta solo cruza el mar
si al final está el infinito que espanta el azul

POEMA EN BICICLETA #10

El poeta pisa algo con la bicicleta
….ahora lo sabe
….la rosa es un lío
….tiene fragancia
….tiene espinas

Luego de tanto esperarla
….se marchita

El poeta sueña con Paracelso
….lo aguarda cada noche junto a su chimenea
….junto a las cenizas
….junto a la rosa que ya no es

POEMA EN AUTO #4

El poeta va al supermercado en auto
….recorre pasillos de su vida
….toma víveres para una casa
….(ajena)
….va a la caja
….presenta sus culpas a la dependienta
….paga con silencio
….sale
….le han robado el auto
….siente alivio
….se ha librado de Odiseo
….(así llamaba a su auto)
….también de Ítaca
….toma un taxi
….pide ir al Taj Mahal

POEMA EN AUTO #11

El poeta está harto de Odiseo
….a menudo lo estaciona
….se reclina en su asiento
….lee los versos de la poeta que amó

Uno en particular le atormenta
….un árbol crece en el mar
….de espaldas al mundo

El poeta se angustia
….sospecha que el árbol sigue allí
….en medio del infinito que espanta el azul
….hundiendo su raíz en la soledad líquida

Hay poemas que no vemos porque
tendríamos que haber muerto
….tantas veces.

POEMA A PIE #1

El poeta ahora es sabio
….marcha a pie
….sin artificios

El triciclo era solo un símbolo
….dos pies marcan el ancho del trazo
….un bastón
….(batuta del tiempo)
….dicta el destino final

Un día el poeta no estará
….su poesía será ceniza de rosa
en el cuenco de las manos de algún Paracelso

POEMA A PIE #4

El poeta ha releído a Novalis
….es otro ahora
….lo sabe
….la noche es cofre de luz

El poema no es lenguaje oblicuo
….es existencia oblicua
….la muerte es la última metáfora
….….perfecta en sí misma

El poeta
también ha tocado la mano de la señora
….es otro
….ahora lo sabe
….escribe versos que nadie más puede leer
….cruzará el mar en triciclo
….por última vez
….entrará al laberinto de espejos
….pronto lo redescubrirá
….….el laberinto es el Minotauro

POEMA A PIE #9

Cruzo como a través de un sueño turbio…
Todo parece doble o triplemente silencioso.
Robert Walser

El poeta tiene una afición
….caminar a solas por el monte Patrash
….….en sus paseos lee otra poesía

Para el poeta
….todo es mucho
….aun las cosas más ínfimas

Hay una poesía adentro que espera
por la poesía de afuera
….sin la primera la segunda es artificio
de sombras que caminan sobre el ruido de las palabras
….entre ambas está el poema

El poeta hunde su existencia en la niebla de la montaña
….a solas
….se pierde del mundo con el placer
de quien puede morir sin culpa
….sin estridencias

Caminar es aquilatar el peso de la memoria
….la delgadez de la ausencia
….la levedad del tiempo
….la palabra exacta que habitará
el recinto del doble silencio
(el poeta es silencio detrás del silencio)
….un silencio cuyo contorno es el poema

Caminar es escribir lo inaudible
….lo ilegible
….lo supo el poeta de la nieve
….lo sabe el poeta de la niebla

Escribir tiene un precio
….el poema es un triunfo sobre la muerte
….a solas
….sin estridencias.

Arrancar el tiempo y el fuego dentro de él

Si veo la calle
en ella va un río de luces vaporosas
y las aceras son el borde del mundo
Si miro al mar
hay en él un cielo de aguas encendidas
que está todo aquí
mientras hacemos el amor

Si la muerte se lleva el cogollo de las azucenas
el invierno enciende rebeldes hogueras en el alma del hielo
cuando miro a tus ojos clavados en el ardor de mi silencio

Si contra mí arremeten ejércitos de mariposas negras
y la hernia de la esperanza parece estrangular mi fe
tu voz despierta los ancestrales tambores de mi voluntad

Si estoy contigo
tu cuerpo es un instrumento misterioso y fascinante
al que consigo arrancar el tiempo y el fuego dentro de él

Si estoy contigo
no estoy conmigo salvo que me devuelvas a mí
en un beso que duerma todas las muertes que fui.

La abdicación del reloj

Tengo miedo del reloj que abdicó
del tiempo cuyo paso no se escucha
de la hora vestida de días
eternos
Tengo miedo de saber
que el tiempo y la hora son extraños entre sí
de aceptar la máscara del momento
Y ahora cuando digo momento
y asumo esta perplejidad del tiempo
podría decir también
que mañana habrá un instante
preciso
en que seré entraña de cualquier reloj infartado
Tengo miedo
de ser tiempo y temporalidad al unísono
de medirme en la paraplejia del reloj averiado
de saber que el reloj soy yo.

De mí parten las aves esta mañana

Ya no apremio las aves
esas que a mí llegaban cada alborada
De mí parten las aves esta mañana
Todo el miedo es paz
ya no hay lucha
de una parte de mí
con el resto de lo que no soy
por fin soy uno
y abrazo mis tristezas
sin reclamo
ni solemnidad
y por sobre su hombro
veo partir de mí las aves esta mañana
Las palabras también se van de mí
como trenes que olvidaron sus rieles
Estoy aquí
ya no hay esclusas ni diques
todo se marcha de mí
sin adiós
en paz
sin mí
en las aves que de mí parten esta mañana
Ahora escucho el silencio.
que se fuga por entre las letras de mi nombre
Todo el límite que he negado cruzar está aquí
La poesía es una despedida sin estridencias.

Mínima filosofía acostado sobre la tierra húmeda

Los ríos más profundos son siempre los más silenciosos.
Quintus Curtius Rufus
Hace algún tiempo decidí marcharme
ya no estoy
mis palabras dejaron de parecer lenguaje
hartas del mundo que cabe en una postal
Me bebí toda mi ausencia
La niebla lo sabe
escribo para convocar el silencio
para no decirme
para vivir atrás de las palabras mis otros silencios
Y sin embargo
aún me queda esta paz de embozar las ausencias
Hoy he mirado la tierra húmeda
más que otros días
allí reposan las únicas palabras
que merecen crecer con la hierba
Tenía dieciséis cuando me llamaron idiota
leía a Leibniz
en tanto que otros miraban cuerpos de mujeres desnudas
yo elegí el principio de la razón suficiente
y entendí que las palabras también son mónadas
(solo si existen por el silencio)
A mis cincuenta y tantos sigo siendo un idiota
Leibniz estaba en lo cierto
«Natura non facit saltus»
(la naturaleza no obra por saltos)
y sigo aquí
pensando que el mundo olvidó su primer silencio
Lo sabe la polilla
que devora el tiempo yacente en el reloj
Lo decía Bukowski
«El tiempo es la cruz de todos»
él sabía que la locura cabe en una habitación
yo creo que cabe toda en una palabra
Volví de la noche
con la levedad de quien se cayó del porvenir
Si me fuese dado conocer la nada
sabría que la poesía estuvo allí
justo antes del fuego sagrado
Entonces me iría de los calendarios
Me acostaría sobre la tierra húmeda
con los únicos silencios que merecen ser palabras.

Si te gusta #Jerónimo Alayón... ? Clic para tuitear
También te puede interesar...
Subido en una barca se fue el deseo,el…

Poesía eres tú, te interesa?

X