• BUSCADOR GENERAL

  • POEMAS
    • LISTADO/BUSCADOR DE POETAS SUGERIDOS

    • Buscar en el Business Directory

  • NOTICIAS
    • MIS MAESTROS

  • AMIGOS

1º UN NUEVO DISEÑO (mejorado a ser posible) (mi poema)

2º El poeta sugerido: ''Zoé Valdés''

MI POEMA… de medio pelo Lee otros poemas de HUMOR

 

Volver a nacer. Si eso él pudiera,
su aporte a su proyecto se aplicara,
si Dios en el diseño le dejara
hacerlo como él mismo lo quisiera.

Si acaso en el inicio permitiera
o al menos por pudor le consultara,
dejando que metiera la cuchara
a la hora de trazar su calavera.

La haría de un aspecto más risueño,
más dulce, salerosa y rebonita,
fingiendo aparentar como palpita
así fuera muriendo en el empeño.

Pues sabes la belleza que no abunda
y algunos ya de cara somos feos,
no insistas más mostrando sin rodeos
desnuda esa carcasa tan carcunda.
©donaciano bueno

#Cuesta lo mismo hacerla un poco más aseada, o no? Clic para tuitear
MI POETA SUGERIDO: Zoé Valdés

Zoé Valdés

Nunca antes de la fiesta

A Horacio Oliveira

Te dije nos veremos y no ocurrió,
tú tenías tu piel enferma de vida.
Hay copas manchadas y ceniceros sucios
que también son el amor el recuerdo.
Pero estoy sin gatos en esta ciudad
donde prometimos encontrarnos,
estoy sin poemas
sin necesidad sin mar.
No hay invitaciones,
tanto que me gusta envejecer en los cines.
Te dije nos veremos,
yo con mi vida saludable de piel.
Hay canciones que te estoy buscando sin parar,
algún jazz algún Mozart,
algún caracol para oír las olas.
Pero no ocurre.
A veces me peino para estar hermosa,
en esta sociedad
donde peinarse no hace hermosa a la mujer.
Me peino para ti,
como si fuéramos a una fiesta donde íbamos a estar,
saludables los dos. Me peino para besarte,
y estar en algún amable lugar del mundo
nunca antes de encontrarte.

Breve beso de la espera

Su nombre ya no me es más familiar
El camino ya no es aquel
El de la ausencia
La muerte perdió su sutilidad
de virgen serena
Me arrancó de un piñazo
el vendaje de los ojos
Mis pestañas abiertas
al recuerdo del exquisito
Esclava de un agujero de eternidad

Vagón para fumadores

fragmento

Una carta escrita en papel rosado
y deslizada por debajo de la puerta
puede desbaratar un destino
de eso de ser diosa ni me acuerdo
a ratos besaba el perfume de la otra
en los labios de juramentos tenues
entonces se me descosía el dobladillo
y rezongaba como una búfala recalcitrante …

Castidad, castidad…

Castidad, castidad, qué de crímenes
se cometen en tu nombre.
-Jaime Gil de biedma.

Yo nunca fuí casta
regodearnos con el sexo es una hipocresía riquísima
no lo niego
pero yo nunca pude ser hipócrita yo voy al grano
directa y sin límites
sólo las sosas se las dan de interesantes
yo soy inteligente
por eso cuando quiero un hombre no lo pido con melindres
le voy p’arriba y lo asalto y me le aferro
pero por eso también he tenido poca suerte
porque ellos se cansan rápido de las puticas ladillosas
Yo nunca fuí casta
en cuanto cumplí la edad de la pubertad
cuidé mi cutis restregándome con los machos
ni un granito me salió por exceso de masturbaciones
yo a decir verdad no andaba creyendo en virginidades
yo me crié en la calle al garete
y mi sexo iba conmigo
Yo nunca fuí casta zorra sí
nadie me enseñó la malicia yo nací con ella
muy temprano empecé a latir y no masacré mi ritmo
Yo nunca fuí casta ¿para qué sirve ser castos?
Si aunque sea con terror temblando de precauciones
amarnos es lo único que nos queda.

Poemas de la Habana

fragmento

Ella no regresará jamás.
Un día, tu reconocerás su mundo inhabitable,
verás cuadros oscuros pintados por un amigo sin nombre,
el mismo que te dará libros y fotos.
Luego aprenderás a leer
o a aprenderte las palabras de memoria
que es como leen los niños al principio …

El pecador

Escribí en papel de cartucho tu nombre y tus apellidos
lo enrollé y lo amarré con pelos de mi pubis
luego lo molí y lo mezclé con mieles y sudores
no olvidé el buche de café que dejaste en la taza
debí haber agregado un poco de tu semen
de esas gotas que aparecen al otro día
en mis nalgas o en mis encías.
Unté de toda esa crema a mis pezones y a mi clítoris
hice un pase de magia y recé toda la vida.
Pero tú no has vuelto
y menos
tú en mí no te has derramado.

Los espacios imaginarios

Nos nombra
y asistimos al escondite,
al inexistente elemento.

Nos piensa indiferente,
jugamos con su insinuación,
exorcizados.

Nos escucha,
nos pide el cuerpo,
nos devuelve nuestra sombra en mármol.

Ya somos las estatuas del aire.

Si te gusta #Zoé_Valdés... Clic para tuitear

Echa un vistazo a la siguiente entrada