YA NO ERA UN NIÑO…

EL POEMA Leer otros poemas de la infancia

 

Yo un día comprendí que no era un niño,
-tanto tiempo hace ya que no recuerdo-,
jugaba a no jugar, a ser ya cuerdo,
dejando y al pasado haciendo un guiño.

Debía de dejar en la estacada
-en esa disyuntiva me entretuve-
a ese tiempo que anduve en una nube,
el niño al que le dan una pedrada.

Fue un tiempo en que yo andaba a la deriva
sin brújula ni luz ni referente,
dudando en navegar contracorriente
sorbiéndome los mocos y saliva.

Y aún dudo si ando allí que ya me pierdo
y en esa alternativa sigo anclado,
si estoy en ese impasse o he superado
que nadie me pregunte, no me acuerdo.
©donaciano bueno

Di si te gusta Clic para tuitear

Biografía – Manuel Alcántara

Lo mejor del recuerdo es el olvido…
Málaga naufragaba y emergía…
Manuel, junto a la mar, desentendido;
yo era un niño jugando a la alegría.

Ahora juego a todo lo que obliga
la impuesta profesión de ser humano,
y a veces, al final de la fatiga,
enseño a andar palabras de la mano.

Ser hombre es ir andando hacia el olvido
haciéndose una patria en la esperanza;
cuerpo a cuerpo con Dios se está vendido
y a gritos no se alcanza.

(Dentro de poco se dirá que fuiste,
que alguien llamado así, vivió y amaba…)
Ser hombre es una larga historia triste
y un buen día se acaba.

Desde mis veinticinco historias vengo.
Nada me importó nada.
Pero cualquier capítulo lo tengo
miniado en letra triste y colorada.

Un hombre hecho y deshecho
os habla. Soy distinto cada año.
Tengo un desconocido por el pecho.
Sí. Miradme a los versos. No os engaño.

Tengo el sombrío bosque de la frente
esperando que llueva;
mientras, el alma suena bajo el puente,
y cuando el alma suena es que a Dios lleva.

Vuelvo a andar el camino desandado
y en mi paso resuenan las cadenas.
Recuerda el corazón acostumbrado…,
¡qué buen fisonomista de las penas!

Unas pocas palabras me mantienen:
duda, esperanza, amor… Siempre me pierdo…
Amor, duda, esperanza… Siempre vienen…
La ilusión, si la he visto no me acuerdo.

Lo mejor del recuerdo es el olvido…
Málaga naufragaba y emergía…
Manuel, junto a la mar, desentendido;
hubo una vez un niño en la bahía.

Y un hombre hay de pie sobre mis huellas,
indefenso y sonoro, a ras del suelo,
que se irá mientras hacen las estrellas
propaganda de Dios allá en el cielo.

Impactos: 9

Te sugiero seguir leyendo...
Están en todas partes. Merodeando.Subiéndose a menudo en las paredes.Van de acá para allá. Sólo, si puedes,habrás de protegerte toreandoque quieto no te quedes.Son seres que se muestran violentos,y pedos por un tubo van echandopues no saben ni…