EL AMOR TAL COMO SE PINTA

»Aquí, mi Poeta sugerido: Juan Benito Rodríguez Manzanares

MI POEMA… de medio pelo Lee otros poemas de AMOR

 

Amar, como se cuenta, no he sabido
que amor siempre se pinta de colores,
y en cambio si he sufrido sinsabores,
mas lienzos ni pinceles no he tenido.

Que amor es epitafio y es locura,
es muerte y es volar y es indigencia,
un acto de quietud y de impaciencia,
no existe en el comercio esa pintura.

Pues yo me puse un día a navegar
en medio del fragor de una batalla,
mi barco de dolor casi se encalla
recuerdo no lo pude allí pintar.

Y es hoy en que se tiene que acabar,
que el tiempo de soñar se ha consumido,
ya tiemblo y de pintar siempre me olvido
por miedo a se pudiera emborronar.
©donaciano bueno.

#En amor son dos los que pintan? Clic para tuitear
MI POETA SUGERIDO: Juan Benito Rodríguez Manzanares

Juan Benito Rodríguez Manzanares

Bendito Benedetti

(Poema en Rima Jotabé)

Tenía falta la literatura
de la pluma amable, crítica y pura,

de un amante que nos hizo entender
que para amar, papel no ha menester,
y que al conjugar el verbo querer,
ni una estrella azul debemos poseer.

¡Bendito Benedetti! Voz osada
que defendió de forma encarnizada,

el amor y y la amargura…
y nos regaló el inmenso placer
de su fiel poesía enamorada.

Poeta uruguayo por su nación,
mundial siempre ha sido su proyección.

Pues aún con el alma comprometida,
en denunciar la maldad fratricida…
¿Cómo obviar el poema, Bienvenida?
Y su sensibilidad sin medida.

¡Bendito Benedetti! Voz viajera
que de Montevideo a la Albufera,

el aire ha impregnado de esa emoción,
que nunca a nadie pasa inadvertida,
y mi alma convirtió en su costalera.

¡A la mujer de mis sueños!

(Acróstico en Rima Jotabé)

Tiemblo nervioso como un colegial,
En presencia de tu cuerpo sensual,

Que quiebra sin remedio mi razón,
Ungiendo mis ganas a la sazón
Intensa y dulce de tu corazón,
Engastado con perlas de pasión.

Relucientes cual bella primavera,
Osada, perfumada y pinturera.

Amor de mi alma, sincero y jovial,
No me prives nunca de la emoción,
Alta y sana, de gritar por doquiera…

¡Hay que vivir, siempre vivir!

(Rima Jotabé)

Quise componer una poesía
que hablara de esperanza noche y día.

Que se alejara de los sueños rotos,
de políticos buscando los votos,
de santos, píos y un mar de devotos,
y de los hallazgos aún ignotos.

Y la esperanza se acercó y me dijo
que a mi lado tenía un buen cobijo

mas, pasaba y no volvía
y hemos de vivir con los terremotos
buscando en ellos siempre un regocijo.

Blasco Ibáñez

(Cuartetos endecasíbos)

Blasco Ibáñez, escritor valenciano
de fina pluma y crítica mordaz,
que de una forma sutil y sagaz
con su acento de fiel republicano,

por entero hizo al sucumbir
ante su inmensa personalidad,
y esa impecable originalidad
que lucía en su modo de escribir.

Pues ya fuera novela costumbrista
o se implicara en novela social,
con astucia y de manera cabal,
y con la finura de un alquimista,

a sus obras tocaba con su duende,
el duende de Blasco que en su interior
fusionaba intriga, celos y amor
y sin buscarlo, tu corazón prende.

Aunque pasen mil años, Blasco hermano
permanecerás vivo en la memoria,
pues una obra tan grande y tan notoria
nunca jamás podrá caer en vano.

Mi tributo al paisano y novelista
al político, empresario y amante,
a ese prohombre de espíritu errante,
al gran Blasco, de alma valencianista.

A Juan Ramón Jiménez

(Ovillejo)

Hoy, como un buen erudito
he escrito,

en ese lapsus de un evo
de nuevo,

una estrofa con gracejo,
ovillejo.

Pues aún con sabor a añejo
su rima he llegado a amar,
por eso quiero gritar…
¡he escrito un nuevo ovillejo!

A Juan Ramón Jiménez

(2 Jotabem)

¡Ay querido Juan Ramón!
Con y emoción,

esta bella poesía
que nace del alma mía,
con mi mayor alegría
y en gratitud a porfía

hoy te quiero dedicar,
pues tú me enseñaste a amar

con extrema fruición
mientras que tu obra leía
en Valencia junto al mar.

Buen y fiel republicano
de fina hechura en la mano.

Que con arte y con salero,
letra a letra y con esmero,
le diste vida a Platero,
el cual, en el entero,

sinónimo es de algodón
dulce y tierno cual bombón,

que en un tranquilo verano,
de mi amor puro y sincero
hizo una bella canción.

Amada mía

En mis labios reposa el dulce aroma
que suave, como plumón de paloma,

acaricia mi alma y mi corazón,
me envuelve en una encendida pasión,
y a abandonarse invita a mi razón
en juegos de cálida sensación.

Ese dulce aroma, cariño mío,
es tu amor, puro cual blanco rocío,

que a mi corazón enseñó su idioma
hecho de esperanzas y de ilusión
que sin querer subyuga mi albedrío.

Mas, cual sereno río
que tranquilo fluye en la primavera…
¡Tu alma siempre será mi compañera!

#Si te gusta Juan Benito Rodríguez Manzanares... Clic para tuitear

Otras entradas relacionadas

También te puede interesar...
Yo he crecido entre verdadesque se dicen van…

Somos Poesía...te interesa?

X