SE LLAMABA JOSÉ

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
EL POEMA Lee otros poemas AMISTAD

 

Se llamaba José y era mi amigo,
jugábamos al mus en cualquier parte,
pero un día se fue, no fui testigo,
le llamé y le busqué y aun hoy lo sigo,
que no se debe uno ir sin avisarte.

Era él un gran maestro haciendo guiños,
en el arte de envidar era un marqués,
que a su lado otros más barbilampiños
inocentes, temblaban como niños
y hasta el juego se ganaba al treinta y tres.

Hay quien dice que fue ese día aciago
en que el diablo sentóse en la partida
que comenzó a pasar su peor trago,
que el farol dejó de hacer de mago
y el órdago firmó su despedida.

Sea cual fuere, que cómo fue no importa,
lo cierto es que allí el mus perdió un buen hijo
yo un amigo, al que nadie reconforta,
la voz de la baraja se entrecorta
y entre pares y nones hoy me aflijo.
©donaciano bueno

El mus es un juego de envite, en parejas, en el que la psicología juega un papel importante, las cartas son un componente necesario pero no imprescindible para ganar. Existen distintos lances como grande, chica, pares, juego. En cada jugada se puede envidar o lanzar un órdago a la partida. Treinta y tres es la peor jugada para ganar el juego. En algunos sitios se permiten hacer señas, como guiñar el ojo, treinta y una…

A %d blogueros les gusta esto:
poesía-versos-poetas-poemas-literatura-escritores-cultura-libros-editoriales-formación escritores-asociaciones literarias-webs-noticias literarias-premios-concursos-talleres escritura-poética